Inicio Meditación Diaria Juan 8,31-42

Juan 8,31-42

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan-8,31-42

Evangelio según San Juan 8,31-42.

Jesús dijo a aquellos judíos que habían creído en él: «Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos:
conocerán la verdad y la verdad los hará libres».
Ellos le respondieron: «Somos descendientes de Abraham y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo puedes decir entonces: ‘Ustedes serán libres’?».
Jesús les respondió: «Les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado.
El esclavo no permanece para siempre en la casa; el hijo, en cambio, permanece para siempre.
Por eso, si el Hijo los libera, ustedes serán realmente libres.
Yo sé que ustedes son descendientes de Abraham, pero tratan de matarme porque mi palabra no penetra en ustedes.
Yo digo lo que he visto junto a mi Padre, y ustedes hacen lo que han aprendido de su padre».
Ellos le replicaron: «Nuestro padre es Abraham». Y Jesús les dijo: «Si ustedes fueran hijos de Abraham obrarían como él.
Pero ahora quieren matarme a mí, al hombre que les dice la verdad que ha oído de Dios. Abraham no hizo eso.
Pero ustedes obran como su padre». Ellos le dijeron: «Nosotros no hemos nacido de la prostitución; tenemos un solo Padre, que es Dios». Jesús prosiguió:
«Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían, porque yo he salido de Dios y vengo de él. No he venido por mí mismo, sino que él me envió.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Ser libres en Dios.

1) Libres: Es algo que no tenés que olvidarte, Dios te dió un hermoso don, el que seas libre y que puedas vivir en libertad, porque no tenés que atarte a nada y tampoco dejar que te aten. Vos tenés tu forma de ser pero también tenés dones y virtudes, tenés el derecho y el deber a ser feliz, claro que siempre asumiendo la responsabilidad y la prudencia. Tu vida es entregada a Dios, no dejes de luchar por lo que amas ya que es ello la puertita a ser feliz. Segui y no dejés que nadie te haga su esclavo.

2) Esclavo: El ser esclavo implica perder libertad y dignidad, es aquello que te ata. Aprende a identificar lo que te ata y no te deja actuar como sos, puede ser una persona o cosa, o situación, es aquello que no te permite mirar al frente y te hace ser propiedad de otro y no de vos mismo.

3) Sos hijo: Esta es la mayor grandeza, ser hijo de Dios, tenés eso que te permite identificarte con tu Padre Dios, no te ates a situaciones ni a momentos, sos eterno y tenés mucho por delante, no dejes de luchar por aquello que te da paz y te hace libre.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio
Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: