Inicio Bitácora del Peregrino La Capilla del Silencio de Helsinki

La Capilla del Silencio de Helsinki

por Horacio Espinosa

El surgimiento de templos ecuménicos e interreligiosos comenzó a mediados del siglo pasado y es un fenómeno que no ha dejado de aumentar desde entonces. Hoy, conoceremos uno que responde a esa idea. Allá vamos.

El ecumenismo es el movimiento que trabaja por la restauración de la unidad entre todas las iglesias cristianas; en cambio el diálogo interreligioso trata la relación entre todas las religiones, sean cristianas o no.

Espacios de hermandad

Estos templos ecuménicos e interreligiosos aspiran en convertirse en espacios neutrales, en los cuales puedan convivir diferentes sensibilidades religiosas o espirituales, en el que cualquier persona que busque la trascendencia y el diálogo pueda sentirse a gusto, para lo cual habitualmente se eliminan los elementos distintivos de cada religión para  así centrarse en la relación personal de cada ser humano con Dios. Un Dios lo suficientemente grande como para que personas de diferentes sensibilidades o religiones  puedan identificar como propio.

Vivimos en un tiempo en que las religiones institucionalizadas son conscientes de que deben caminar de la mano y en el que cada vez se realizan más ceremonias y reuniones conjuntas. Aunque este templo concreto no esté pensado con esa idea, es cierto que hay actualmente otros intentos de crear espacios comunes para realizar encuentros ecuménicos e interreligiosos como House of One en Berlin.

Inspirada en estos preceptos fue creada la Capilla del Silencio de Helsinki (Finlandia) también conocida como la Capilla Kamppi.

La Capilla del Silencio se encuentra en el centro de Helsinki, en la bulliciosa plaza de Narinkka.

Silencio, por favor

En la Capilla del Silencio en Helsinki hay varios empleados: cuatro pertenecen al departamento de Servicios Sociales de Helsinki y siete a las diferentes parroquias de la ciudad. En ella no hay rutinas, sino que las actividades se basan en las necesidades propias de la gente, y de sus cuestiones tal y como son recibidos en el lugar.

Tampoco hay demasiadas normas. Lo importante es no vulnerar los momentos de silencio de los otros visitantes. Así que, por ejemplo, uno podrá entrar con un café y/o si  se queda dormido, no se le despertará.

Siempre hay al menos dos empleados de asistencia en la capilla que cumplen un rol bastante parecido a lo que nosotros llamamos “ministros de la escucha”, quienes suelen salir de ella en la búsqueda del diálogo con las personas que se encuentren cercanas al edificio, como en la plaza o en el centro comercial.

Si las personas que visitan la capilla abandonan el recinto sintiéndose mejor o con una sensación de paz mayor, su contribución al ambiente general habrá sido un éxito.

La belleza hace que el alma se abra a nuevas experiencias religiosas y espirituales.

Hay servicios en varios idiomas como inglés y alemán, más allá del finés y el sueco.

Quietud entre el bullicio

La Capilla del Silencio se encuentra en el centro de Helsinki, en la bulliciosa plaza de Narinkka, al lado del centro comercial Kamppi. La visión arquitectónica se basa en la idea de la calma. Los diseñadores no quisieron que el interior de la capilla estuviera expuesto al mundo exterior, para que los visitantes tengan la oportunidad de concentrarse en lo fundamental.

Lo primero que nos llama la atención al encontrarnos con la Capilla del Silencio es su fachada curva. Podemos acceder desde todas las direcciones.

Ninguna de las entradas da acceso directo a la Capilla del Silencio, sino a un espacio secundario. Este espacio funciona como zona de transición, punto de encuentro con los trabajadores sociales (ministros de la escucha) y con los pastores que estén de turno en el momento.

Tanto el exterior como el interior son íntegros de madera, sin ventanas. Todo es  de madera con excepción de una pila y crucifijo metálicos situados encima del altar.

Al no tener ventanas, su iluminación es solamente gracias a la existencia de una claraboya situada en el techo. Esta luz cae suavemente sobre la superficie curva de la capilla que al estar hecha de un material tan cálido como la madera crea una atmosfera de sosiego y tranquilidad.

Pastores de varias religiones, como ministros de la escucha, están disponibles para conversar.

 La visita

Al llegar a la ciudad buscamos la Capilla del Silencio de la que  habíamos leído bastante. La verdad nos costó un poco encontrarla, ya que al buscarla por el nombre nos dirigían al centro comercial que le da nombre, hasta que nos encontramos con dos policías que nos indicaron bien como llegar.

Pasamos por un lado del centro comercial y bajando las escaleras de inmediato nos encontramos con la pequeña y calidad capilla.

Desde el exterior ya mismo da la sensación de espiritualidad. Es como una gran vasija de madera donde uno ingresa para encontrarse con Dios.

Entramos por un costado. Luego nos enteraríamos que a la Capilla del Silencio no se ingresa directamente; sino a través de espacios de transición, donde pastores de varias religiones, como ministros de la escucha, están disponibles para conversar con los transeúntes que pasan por allí.

Recordemos que esta capilla está prácticamente en el corazón de Helsinki, cerca muchos lugares de trabajo o centros comerciales, es decir, que un sinfín de personas pasan por allí.

Desde el exterior – como mencione- parece una vasija de madera, pero al ingresar uno se siente en el útero materno. Realmente un lugar de paz único donde sentí que Mama Maria nos abrazaba y cobijaba, como protegiéndonos del exterior, mostrándonos que con ella estamos en paz. Allí rezamos en silencio junto a otras personas, cada cual, hablando con Dios a su manera, pero todos sintiéndonos hijos. Salimos siendo definitivamente personas distintas a las que entramos, luego de habernos encontrado con El Señor.

Tips de viajero

  • El horario es de lunes a viernes de 7:00 a 20:00 y los fines de semana de 10:00 a 18:00.
  • Déjense maravillar por la arquitectura del lugar: Pero más allá de esto, déjense maravillar por la demostración que nos da un Dios tan grande que permite a todos sus hijos estar juntos hablando con Él.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: