Inicio Familia ¿Cómo lo vivo?

¿Cómo lo vivo?

por María Teresa Vargas Morla
como-lo-vivo-

Al igual que tú de repente me he quedado en casa.  Con un cambio de vida bastante significativo.  Viendo a través de las pantallas lo que ocurre en el mundo exterior y al mismo tiempo viviendo mi propio mundo interior, en medio de mi mundo exterior que se centra en mi casa.

Para todas las mujeres, esposas, madres, hijas, amigas y profesionales que vivimos esta pausa obligatoria en tiempos de COVID-19.

Vamos a sacar el mejor provecho de estos días para nosotras mismas y todos los que tenemos cerca.  Entre preocupación y momentos de risa, agradecida con Dios por lo que poseo y luego luchando para que el miedo se quede fuera de mí y no me invada.

Tengo claro que según mi estado de ánimo se mueve la actitud de mi familia.  ¿Te pasa a ti lo mismo?

Y como ahora hay suficiente dolor afuera, decido luchar para estar lo más calmada y en paz que me sea posible.

Es así como te doy unas ideas para que al igual que yo tratemos de vivirlas en esta época.

  • Actitud:  Es la base, el pilar, el ancla, la actitud frente a la vida y sobre todo en épocas que son más álgidas que otras.  ¿Cuáles son las gafas que usas, claras u obscuras? Si por naturaleza propia, por genética o por lo que fuere eres una persona que se te hace difícil ver lo bueno en medio de momentos difíciles analiza y mira todos los regalos que te da la vida.  Seguro te sale una lista que a ti misma te sorprenderá. Empieza por lo intangible (que es lo más valioso) y luego ve a lo tangible.

Si eres por temperamento alegre, risueña, se te hace más fácil tener una actitud positiva y si es así, agrega la virtud de la generosidad.  Sí, permite que toda persona que tengas cerca de ti se contagie de tu energía y espíritu optimista.  Llama, envía un mensaje a aquella persona que tú sabes que le hará bien oírte.  Es época de generosidad.  Y vívelo así dentro de tu casa, con los tuyos.

  • Planificación: ¿Cómo o qué podemos planificar en estos días? Empieza por idear tu día, qué vas hacer luego de cada comida. Qué actividad vas a lograr antes de que el día termine.

Y además puedes agregar otras como:  revisar tus pendientes, leer ese libro que compraste y ha estado cerrado por mucho tiempo.  Hacer limpieza en las habitaciones de tu casa desecha lo que ya no te sea de utilidad.  Aprende recetas nuevas, limpia tu mail.  Incluye a tus hijos en las actividades que puedas compartir con ellos.

Agrega a tu planificación diaria una de estas tareas que han estado paralizadas por aquello de la conocida frase ¨No tengo tiempo.¨

  • Nuevas Ideas:  Que importante es tener la mente y el corazón con frescura y aquí lo más efectivo es agregar ideas nuevas con creatividad.  ¿Ideas nuevas en esta época? Si, claro que si.

Tenemos la ventaja de contar con algunas apps que constantemente están poniendo ideas de todo tipo.  Enfócate en tu fortaleza y ve a ella como la flecha al punto fijo.  Nuevas ideas en todos los roles donde te desenvuelves:  empieza por una y ve avanzando de a poco y sobre todo disfrutando lo que haces. Da un paso.  Ideas nuevas en las comidas, ideas nuevas para conectar con los tuyos, ideas nuevas para crecer profesionalmente.  La luz de las ideas nuevas una vez que se enciende y si la alimentamos no se apaga nunca.  Depende de ti.

  • Actualización:  Esta pausa obligatoria te permite actualizarte y ponerte al día.  Al día para tu crecimiento profesional, para tu prestigio profesional. Al día también para retomar algún curso o estudio.  Hay muchas webs que ofrecen cursos gratuitos, ánimo, tómalo.  La actualización en el campo laboral nos llena de ilusión.  Puedes empezar actualizándote a través de blogs. Y hay también actualizaciones en el campo de la maternidad.
  • Meditación:  Es para mí la más importante de todas las anteriores.  Para poder planificar, sacar ideas nuevas, actualizarnos y tener una actitud positiva antes empieza por tu interior.  Ese yo interno que cada ser humano posee.  Detente a estar a solas contigo misma para oír lo que Dios, el Espíritu Santo o ese ser Superior al que crees tiene que decirte.  Silencio a solas, sin interrupciones. Particularmente cuando hago meditación me gusta prender una velita, oigo un audio de un par de cuentas que sigo y me conecto con mi yo para poder después darme a los demás con paz.  Si te da miedo hacerlo  o no sabes cómo, pide ayuda, puedes contactarte conmigo si así lo deseas.  Vence el miedo a oír, a oírte.  

Aquella frase tan conocida de sacar tu mejor versión es ahora una realidad:  tu mejor versión privada de la libertad, en medio de un mundo caotizado, enfermo y con miedo.  Que cada persona al salir de casa después de esta pausa obligatoria tenga para entregar ese crecimiento propio que una experiencia como la de ahora nos enseña.

Estoy segura de que no seremos las mismas personas después de la Pandemia.  El mundo te espera.

Hasta el cielo no paramos.

Un abrazo,

Para más artículos y consejos de María Teresa Vargas Morla, síguela en voces.ec
o visita su blog www.vocesconunte.com

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

4 comentarios

Avatar
Andtea marzo 26, 2020 - 11:36 am

Gracias por compartir esta experiencia voy a imemntar la meditación

Reply
Avatar
Andrea marzo 26, 2020 - 4:14 pm

Ánimo vas a ver la diferencia.
Un abrazo.
Ma. Teresa

Reply
Avatar
RosaMaria marzo 27, 2020 - 7:54 am

María Teresa, gracias mil gracias, por favor que blogs podría seguir para la meditación diaria.
Gracias

Reply
Maria Teresa
Maria Teresa marzo 27, 2020 - 10:01 am

Rosa María te recomiendo en MDC los 5 minutos del Espíritu Santo y las lecturas que envían por mail. También en la aplicación Sound Cloud encuentras meditaciones del Opus Dei con temas variadisimos son Excelentes.
Ánimo con todo.
Gracias por escribir.
María Teresa

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: