Inicio Meditación Diaria Juan 5,31-47

Juan 5,31-47

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan 5,31-47

Evangelio según San Juan 5,31-47.

Jesús dijo a los judíos:
Si yo diera testimonio de mí mismo, mi testimonio no valdría.
Pero hay otro que da testimonio de mí, y yo sé que ese testimonio es verdadero.
Ustedes mismos mandaron preguntar a Juan, y él ha dado testimonio de la verdad.
No es que yo dependa del testimonio de un hombre; si digo esto es para la salvación de ustedes.
Juan era la lámpara que arde y resplandece, y ustedes han querido gozar un instante de su luz.
Pero el testimonio que yo tengo es mayor que el de Juan: son las obras que el Padre me encargó llevar a cabo. Estas obras que yo realizo atestiguan que mi Padre me ha enviado.
Y el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Ustedes nunca han escuchado su voz ni han visto su rostro,
y su palabra no permanece en ustedes, porque no creen al que él envió.
Ustedes examinan las Escrituras, porque en ellas piensan encontrar Vida eterna: ellas dan testimonio de mí,
y sin embargo, ustedes no quieren venir a mí para tener Vida.
Mi gloria no viene de los hombres.
Además, yo los conozco: el amor de Dios no está en ustedes.
He venido en nombre de mi Padre y ustedes no me reciben, pero si otro viene en su propio nombre, a ese sí lo van a recibir.
¿Cómo es posible que crean, ustedes que se glorifican unos a otros y no se preocupan por la gloria que sólo viene de Dios?
No piensen que soy yo el que los acusaré ante el Padre; el que los acusará será Moisés, en el que ustedes han puesto su esperanza.
Si creyeran en Moisés, también creerían en mí, porque él ha escrito acerca de mí.
Pero si no creen lo que él ha escrito, ¿cómo creerán lo que yo les digo?».


Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

La Verdad

1) La búsqueda: capaz que esta cuarentena-cuaresmal te está llevando a ese encierro para que te abras a vos. ¡Sí! Este tiempo que estás en casa capaz que no aguantás el estar encerrado porque está llegando el momento de darte cuenta que estás vacío por dentro. ¿Quién sos vos? ¿Qué es lo que querés para tu vida? ¿Es esto lo que tenías proyectado para tu vida? Capaz que hoy tenés el tiempo para responderte esas preguntas.

2) Testimonio: hoy vos, como creyente, estás llamado a dar testimonio. En primer lugar, de prudencia, sabiendo que vos cuidándote nos cuidas, pero también dando testimonio de cercanía. Hoy, como Iglesia, tenemos que estar cercanos. Las personas hoy necesitan expresarse y hablar. Hasta a mí me pasa. Como que ya no me dan los tiempos y la batería de atender video llamadas, pero es la manera para consolar y prestar el oído. ¡Ayudame vos! Recibí llamadas y escuchá a tu hermano o a tu hermana, que exprese todo lo que siente y lo que vive, lo que piensa. Capaz que en estos días tu testimonio sea el de la escucha y el consuelo. ¡Confía! el Espíritu Santo obrará en vos. Y si te toca atender una llamada, pedí luz al Espíritu Santo y solo escucha.

3) Luz: hoy volvamos a iluminar y dar sentido a esta vida, estamos llamados a dar luz y a poder sacar la tiniebla de la desesperanza. Cuántas cosas lindas estamos haciendo. ¡Vamos! que vos y yo aquí no nos dejamos ganar por ningún virus, pero sí ganamos viralizando a Cristo. ¿Te sumas?

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

2 comentarios

Avatar
jorge marzo 26, 2020 - 7:18 am

si me sumo, como puedo hacerlo

Reply
Avatar
Silvia marzo 26, 2020 - 11:16 am

Por supuesto que me sumo 🙏🏽

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: