Inicio Meditación Diaria Meditación del día 30 de Agosto

Meditación del día 30 de Agosto

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo 16, 21-27

Evangelio según San Mateo 16,21-27.

Desde aquel día, Jesús comenzó a anunciar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén, y sufrir mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar al tercer día.
Pedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo, diciendo: «Dios no lo permita, Señor, eso no sucederá».
Pero él, dándose vuelta, dijo a Pedro: «¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres».
Entonces Jesús dijo a sus discípulos: «El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga.
Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará.
¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida?
Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo con sus obras.

Clic para descargar el audio

Distintos obstáculos

1) Físico: es cuando vos te aferras a una enfermedad o usas la excusa de la enfermedad para no vivir la vida. Suena un poco raro, pero para no cambiar de actitud de vida y tu modo de vivir te aferras a una enfermedad o usas de obstáculo la enfermedad o algo físico. Me pongo a pensar en cuántas personas con situaciones físicas difíciles nos dejaron ejemplo de superación y lucha. Te recomiendo la vida de Tony Meléndez, quien te recuerda que cuando él ve a alguien que tiene dos manos él mismo dice «ahí estoy viendo un milagro». No olvides que las excusas son excusas.

2) Psíquicos: cuando tu cabeza gira y gira aparece en tu mente el primer punto clave, «no puedo», y luego, «no lo lograré». Y así empieza a girar en vos un mundo de sensaciones donde se mezcla lo imaginario, lo posible y lo irreal. Tu mente pasa a ser tu enemigo y te generas más obstáculos que los que hay. Vence los fantasmas que giran alrededor tuyo y aprende a confiar más en vos y en Dios.

3) Espiritual: cuando tenés una distancia con Dios, porque lo ves como lejano o te enojas o tienes esa mirada de un Dios de mero cumplir. Hay veces que vos mismo te pones el obstáculo con Dios y no te das cuenta de que es tu compañero de camino.

La diferencia del obstáculo con la cruz es que los obstáculos te los generas vos mismo, mientras que la cruz es dada por Dios. A los obstáculos debes enfrentarlos vos mismo, mientras que a la cruz debes llevarla y saber que de la cruz viene la resurrección. Vence tus obstáculos y asumí tu cruz. Pero hoy qué pesa más en vos, ¿los obstáculos o la cruz?

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando
a Misioneros

Un año con Jesus

Related Articles

1 comentario

Avatar
Joaquin Isla agosto 30, 2020 - 10:57 pm

Dios los bendiga

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: