Inicio Meditación Diaria Mateo 4,12-17.23-25

Mateo 4,12-17.23-25

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo-4,12-17.23-25

Evangelio según San Mateo 4,12-17.23-25.

Cuando Jesús se enteró de que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea.
Y, dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, a orillas del lago, en los confines de Zabulón y Neftalí,
para que se cumpliera lo que había sido anunciado por el profeta Isaías:
¡Tierra de Zabulón, tierra de Neftalí, camino del mar, país de la Transjordania, Galilea de las naciones!
El pueblo que se hallaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que vivían en las oscuras regiones de la muerte, se levantó una luz.
A partir de ese momento, Jesús comenzó a proclamar: «Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca».
Jesús recorría toda la Galilea, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias de la gente.
Su fama se extendió por toda la Siria, y le llevaban a todos los enfermos, afligidos por diversas enfermedades y sufrimientos: endemoniados, epilépticos y paralíticos, y él los curaba.
Lo seguían grandes multitudes que llegaban de Galilea, de la Decápolis, de Jerusalén, de Judea y de la Transjordania.

Cada vez que visitas a nuestros anunciantes estás ayudando a Misioneros Digitales

Salir y buscar. No esperar y clasificar.

1) Luz: Estamos llamados a poner luz en este mundo. Ante un mundo de tinieblas, donde todo está turbio, en donde las cosas muchas veces están claras. Tenés que poner luz con tu presencia, eso exige de vos tener un corazón orante y lleno de paz.

2) Conviértanse: Estamos en inicio de año, hay que trabajar y buscar la manera de cambiar algunas cosas. Para la pelota y mírate un poco, ¿tenés que seguir así como estás? ¿llegas a algún lado con todo esto? Cambia, no bajes los brazos, cambia. Con la ayuda de Dios seguro que sí.

3) Salir a anunciar: Ya tenemos que dejar de pescar en la pecera, no podemos seguir siendo los mismos de siempre, cómo será que se abren grupos nuevos en la parroquia pero las caras son viejas, los que yo les llamo “cristianos rotativos” rondan de grupo en grupo. Vamos, si tenemos que ir a esos hermanos que no conocen a Jesús. Hacé que conozcan a Jesús primero, no a tu grupo o movimiento, eso es después pero la clave es presentar a Jesús.
Llévalo a las afueras, no lo encerremos.


Un pequeño económico tuyo, puede ayudarnos a continuar con nuestra misión y mantener esta página abierta.
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!



Clic para descargar el audio
Un año con Jesús



Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: