Inicio Reflexiones Un día, Dios se volvió «loco de amor» por la humanidad.

Un día, Dios se volvió «loco de amor» por la humanidad.

por Pbro. Leandro Bonnin
jesus-anunciacion

Un día, el Padre envió al mundo a su Hijo, a su amado Hijo,para rescatar a los que éramos esclavos.

Un día, el Hijo «decidió» arrojarse en una especie de «salto mortal», desde la Eternidad al tiempo, desde la infinita Felicidad a la tierra marcada por el dolor, desde la Luz y el Amor a la oscuridad y el egoísmo…

Pero su «salto mortal» no fue un salto al vacío.

El Hijo, que era Hijo desde siempre, quiso entrar al mundo también como HIJO.

Y quiso «ser hijo» desde el arranque, como todos nosotros; quiso recorrer todas las etapas de la vida humana, quiso crecer lentamente…

Y quiso por eso tener una mamá y un papá.

Por eso Lucas, cuando presenta por primera vez a María, la define simplemente como «la prometida de José». Por eso Mateo, cuando describe por primera vez a José, dice que era «el esposo de María».

El Hijo de Dios, al entrar en este mundo, elige un matrimonio, una familia, como el lugar vital, acogedor, cálido, sólido, donde su misión despuntara y comenzara a expandirse.

Por eso hoy, 25 de Marzo, proclamamos una vez más que la vida humana, que toda vida humana, es sagrada, es inviolable, es maravillosa.

Lo es siempre, incluso si un niño no ha sido engendrado en el seno de una familia, porque su valor incalculable le viene de ser imagen de Dios y de ser amada por Cristo.

Hoy proclamamos con fuerza que ningún motivo, ninguna razón, ninguna circunstancia compleja puede hacer disminuir el valor de cada vida humana ni justificar su eliminación. Hoy también, por eso, honramos a todas las mamás que -valientes y decididas- han elegido y eligen decir sí a la vida, incluso en soledad.

Y aunque sabemos que las heridas son muchas, y que el matrimonio es difícil, y que a veces el dolor es grande… proclamamos que es necesario trabajar como sociedad para que en adelante, cada vez más, todos los niños sean concebidos, crezcan, maduren y alcancen su plenitud personal en el seno de una familia.

Celebramos hoy el valor sagrado de la vida por nacer y el valor sagrado e insustituible del matrimonio entre un varón y una mujer como cuna de la humanidad.

Celebramos que el proyecto de Dios no cambia, y que justamente como expresión de misericordia nosotros estamos llamados a ser sus testigos, hoy y siempre.

Que el Niñito recién concebido al interior del matrimonio de María y José bendiga nuestra Argentina y la rescate de las sombras de la Cultura de la Muerte.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 


Related Articles

1 comentario

Avatar
Paula marzo 25, 2019 - 1:55 pm

Excelente…. Bendiciones

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: