Inicio Reflexiones IR AL TABOR

IR AL TABOR

por Pbro. Leandro Bonnin
transfiguracion

Es allí, en el Tabor, antes de la Pascua y de la Resurrección, donde el Rostro de Jesús «cambia de aspecto».

Es allí donde, mientras estaba orando, se pone «brillante como el Sol».

Y vos y yo, todos nosotros, necesitamos, en medio de las luchas cotidianas, en medio de nuestras idas y venidas, de nuestros cansancios, de nuestras caídas y de nuestros reinicios, ir al Tabor.

Ir al Tabor de la oración cotidianamente, para renacer en la intimidad con el Padre.

Ir al Tabor del Sagrario, y del Altar, y de las Capillas de Adoración Perpetua, y allí, serenamente, oír la voz del Padre que nos vuelve a decir: «este es mi Hijo… escuchalo, escuchalo por favor».

Ir al Tabor del Corazón de la Inmaculada. En el Corazón tierno de María encontramos siempre a Jesús. En su Corazón nos vamos transformando a su Imagen. En su Corazón «cambiamos de aspecto», para parecernos más y más al Hombre-Dios.

No permitas que nada te aleje de ese lugar sagrado. No dejes que tus pecados y miserias te desalienten. No pienses que el Señor te rechazará.

No dejes de ir al Tabor: allí el Señor comenzará -aquí en la tierra- tu Transfiguración, que acabará en el Cielo.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: