Inicio Bitácora del Peregrino Iglesia de Las Nazarenas

Iglesia de Las Nazarenas

por Horacio Espinosa
Exterior del templo

La Iglesia de Las Nazarenas es uno de los que más ansiaba conocer de la capital de Perú

Quizás sea por mi recuerdo de la Semana Santa en Sevilla. Quizás sea porque mi parroquia tiene que ver con el Señor y la Virgen del Milagro. Quizás sea porque me tocó estar en Lima para la fiesta del Señor del Milagro. O quizás sea por la misma historia del milagro aquí ocurrido. Pero ese templo es uno de los que más ansiaba conocer de la capital de Perú.

El templo fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII en lo que fuera el antiguo barrio de Pachacamilla. El altar mayor muestra un cuadro del Señor Crucificado, el cual da nombre a la Iglesia del Milagro. La imagen en cuestión fue pintada al óleo sobre una tosca pared de adobe por un esclavo negro angoleño.

Lima, cuando pase el temblor

Cuenta la historia que un fuerte terremoto azotó a Lima el 14 de noviembre de 1655, con grandes pérdidas humanas y materiales; pero a pesar de que las precarias viviendas de los esclavos angoleños cayeron por los suelos, el muro donde estaba pintada la imagen del Cristo Moreno quedó incólume.

 En 1684 se  compraron  los terrenos aledaños a la zona para edificar la primera iglesia del Cristo Moreno que sufriría graves daños por el tiempo y los terremotos que se sucedieron. Este templo se demolió en 1746 para levantar uno nuevo que fue inaugurado el 20 de enero de 1771.

Debido a los movimientos sísmicos que sacuden Lima de tiempo en tiempo, este templo -como otros-  ha sufrido numerosas remodelaciones. De la pequeña capilla inicial se ha pasado en la actualidad a un templo de notable y hermosa arquitectura que mantiene el original estilo rococó.

Imagen del Señor del Milagro
El Señor de los Milagros

Una casa para el Señor de los Milagros

El Santuario Nacional y Monasterio de Las Nazarenas es un complejo religioso dedicado al culto del Patrón del Perú, el Señor de los Milagros, regentado por las Madres Nazarenas Carmelitas Descalzas. Está ubicado bastante cerca del Centro Histórico de Lima, Perú.

En sus altares menores se veneran a Jesús Nazareno,a  Nuestra Señora del Carmen, a San Martín de Porres, a Santa Teresa del Niño Jesús, a San Joaquín, a San José, a Santo Toribio de Mogrovejo, a Santa Rosa de Lima y al Niño Jesús de Praga.

Su cúpula está circundada por San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan y en el  altar mayor se alza imponente San Miguel Arcángel, y acompañan al Cristo Moreno San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Ávila. El templo está ubicado en un costado del Monasterio Carmelita.

El monasterio de las Nazarenas es el refugio de las Madres Carmelitas Descalzas Nazarenas. El 12 de octubre de 1700, Sebastián de Antuñano, promotor de la primera iglesia, donó tanto la Iglesia como los terrenos adyacentes a las beatas del antiguo Instituto o Beaterio Nazareno, quienes vestían el hábito morado, que dieron origen a los hábitos del color tradicional usado por los devotos del Señor de los Milagros.

Estas beatas tomaron como regla la carmelitana y así lograron elevar el beaterio a la condición de monasterio. Al morir la Madre Antonia Lucía del Espíritu Santo, fundadora del Beaterio, fue designada como superiora Sor Josefa de la Providencia quien, tras 18 años de lucha, consiguió que en 1720 el rey de España, Felipe V, y el papa Benedicto XIII, en 1727, otorgaran la licencia y aprobación para la fundación del Monasterio de las Nazarenas y su transformación en monasterio de clausura. Éste fue agregado a la orden de las Carmelitas Descalzas y quedó inaugurado el 11 de marzo de 1730.

Un mar humano en octubre

Actualmente las Madres Carmelitas Descalzas Nazarenas —que continúan usando el hábito morado en vez del tradicional marrón carmelitano— son las únicas guardianas y custodias del Señor de los Milagros.

Debido al fuerte sismo del 17 de octubre de 1966, el antiguo monasterio quedó en estado ruinoso, por lo que dos años más tarde se edificó uno prácticamente nuevo, en el que las «Fieles Guardianas y Cuidadoras» del Señor de los Milagros viven dedicadas tanto a la contemplación y a la oración como al servicio del prójimo. Debido al gran número de fieles que llega al templo durante todo el año y que en el mes de octubre se convierte en un gran mar humano, las Madres Carmelitas Descalzas Nazarenas decidieron ampliar la capacidad del templo. Estos nuevos proyectos comenzaron el 13 de septiembre de 1966, con la llegada de cuatro religiosas provenientes de Vitoria, España, quedando dos de ellas radicadas en Lima

Luego de varias decisiones y acciones tomadas se pudo iniciar la reparación total del monasterio, quedando totalmente terminado y bendecido el 9 de octubre de 1968.

En 1987 se empezó a construir la Capilla de la Reconciliación que fue concluida en 1989. La moderna construcción ha merecido importantes galardones por su respetuosa arquitectura. Cuenta con ocho confesionarios y su nave está presidida por un imponente Cristo. De octubre a octubre esta edificación recibe a miles de penitentes que acuden para recibir el sacramento de la reconciliación. Razón más que clara para que la capilla tenga el nombre que tiene.

La visita

Antes que nada, quisiera comentar algo que me tocó vivir en Lima en un octubre pasado.

La pintura realizada  hace más de 360 años por el esclavo angoleño, que aun sigue impoluta, mueve miles de corazones en su fiesta. Tanto que hace prácticamente intransitable la ciudad. Miles de personas salen en agradecimiento al Señor del Milagro.

Cada año el Santuario recibe a innumerables devotos del Cristo Moreno, que animados por la fe y llenos de ella, caminan por las calles custodiando el paso del Señor del Milagro.

Cabe aclarar que hay además de la pintura en la pared, una imagen que sale a peregrinar por toda la ciudad. Que en días ordinarios está custodiada en el Monasterio. Esta peregrinación se conoce como la Procesión del Señor del Triunfo.

Al ingresar a la iglesia se ve a muchas personas agradeciendo y pidiendo al patrono de Lima. Altares menores y capillas laterales pierden valor ante la imagen del Milagro.

Enmarcada sobre el altar principal, uno no puede entender como aun esta pared sigue en pie, más allá de reconocer que ha tenido seguramente restauraciones, es la pintura original.

Luego de haber admirado este milagro, me dirigí a la capilla de la reconciliación. Nunca vi algo similar. Es un lugar plenamente dedicado a la reconciliación. Sobrio, iluminado, con muchos confesionarios en los laterales, lleno de personas en espera de su turno. Por otra parte, se puede ver la obra de las Madres Nazarenas que mantienen un amplio comedor que sirve para dar desayunos y almuerzos a niños y ancianos todo el año. Además, en el segundo piso cuenta con consultorios para la atención médica y en el tercer piso se encuentra el Centro de Cómputo Antonia Lucía del Espíritu Santo, con muebles y equipos donados por la Décima Segunda Cuadrilla de la Hermandad del Señor de los Milagros de Nazarenas y donde se imparten cursos de computación.

Tips de Viajero

  • Si desean confesarse aquí, hay que tener en cuenta que hay que esperar varios minutos. No obstante, la espera puede servir para un buen examen de conciencia.
  • El templo abre a las 17.00 y cierra a las 19.00 hs.
  • Está muy cerca de la Casa de San Martín de Porres y del Santuario de Santa Rosa de Lima.
  • No se encuentra muy lejos del centro histórico.
  • Conviene evitar las horas pico, ya que hay mucha gente que sale de trabajar. 

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: