Inicio Meditación Diaria Marcos 3,31-35

Marcos 3,31-35

por Pbro. Luis A. Zazano
Marcos-3,31-35

Evangelio según San Marcos 3,31-35.

Entonces llegaron su madre y sus hermanos y, quedándose afuera, lo mandaron llamar.
La multitud estaba sentada alrededor de Jesús, y le dijeron: «Tu madre y tus hermanos te buscan ahí afuera».
El les respondió: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?».
Y dirigiendo su mirada sobre los que estaban sentados alrededor de él, dijo: «Estos son mi madre y mis hermanos.
Porque el que hace la voluntad de Dios, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre».

Cada vez que visitas a nuestros anunciantes estás ayudando a Misioneros Digitales

Familia de Dios.

1) Te buscan: Es importante destacarte que siempre hay que buscar a Dios, no es un encuentro y ya está, ¡no! Es día a día. Podés tener una afinidad con la obra de Dios, podés tener en claro tu llamado y devoción pero nunca dejarlo de tratar, hablale y buscale todos los días, tanto en las buenas como también cuando te mandas una de las tuyas, no tengas miedo y buscalo siempre.

2) Tus hermanos: Es saber que en la Iglesia somos una familia y debemos tratarnos como tal, hay veces que los que estamos insertos en una parroquia o movimiento nos tratamos como oficiales y sub oficiales, hasta hay rangos dentro de algunas instituciones que llevan a que repasen más el reglamento de la institución, que el evangelio de la buena noticia. Hoy te vengo a recordar que somos una familia y debemos caminar juntos.

3) Tu Madre: Qué mejor que en ella ver cómo hay fidelidad a la palabra de Dios y hasta entrega, una entrega que la lleva a ser libre y sentirse fuerte. Es a través de la entrega donde hay libertad y en donde hay libertad y entrega hay amor perfecto. Estas tres cosas: amor, entrega y libertad, ¿están hoy en vos?

Un pequeño económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!


Clic para descargar el audio
Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: