Inicio Espiritualidad «Marta, Marta»… fruto de la ternura de Dios

«Marta, Marta»… fruto de la ternura de Dios

por Elena Fernández Andrés
marta-marta

Me encanta el proceso que se ve en la vida de Santa Marta, a quien celebramos hoy. Y me encanta que la Iglesia católica la celebre como santa en el santoral universal (como tal, la única de los tres hermanos) y la tengamos como modelo y ejemplo para nuestro crecimiento como seguidores de Cristo.

Y para mí lo es, aunque en las conversaciones coloquiales de muchos cristianos y en abundantes homilías se la ponga como la «mala de la película» al compararla con su hermana María. Creo que en su vida se ve muy bien la ternura y Misericordia de Dios, que pacientemente va trabajando el corazón humano para hacerlo a semejanza del suyo.

Os invito a rezar en profundidad con los textos donde aparece esta gran mujer. Por mi parte, os doy algunas pinceladas, por si os anima a entrar más de lleno en su preciosa vida. Y, si queréis, podéis compartir en los comentarios lo que el Espíritu Santo os inspire al orar con los textos.

Marta aparece en dos evangelistas: Lucas 10, 38-42 y Juan (capítulos 11, 1-40 y 12, 1-8). Y en ambos identificada con el hogar y la familia donde Jesús se encontraba entre amigos, reposaba, podía ser Él mismo. 

Hay una confianza tal entre Marta y Jesús que ella sabe que puede abrirle su interior sin sentirse juzgada, aunque lo que haya en ese momento sea queja, cansancio, dolor, incomprensión por lo que ocurre en su vida (cfr. Lucas 10, 40)y Jesús sabe que ella está abierta a ser cariñosamente corregida, pues en el fondo es dócil a las manos del Alfarero Dios que quiere llevarla a vivir en un estadio distinto de su vida (cfr. Lucas 10, 41-42), porque Marta sirve al Señor desde el amor, pero está llamada a vivir y donarse desde el Amor (con mayúsculas) gratuito de Dios. 

Esa confianza y amor mutuo eran tan evidentes que Juan (que, como discípulo amado, sabía muy bien qué significaba sentirse amado por Jesús) pudo verlo desde fuera: «Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro» (Juan 11, 5). ¿O tal vez lo escucharía en el Corazón de Jesús? (cfr. Juan 13, 23)

Y por esa confianza y amor mutuo, cuando Marta oye que Jesús viene, sale apresuradamente a su encuentro (cfr. Juan 11, 20) y de nuevo le abre con confianza y cariño todo lo que lleva en su corazón (cfr. Juan 11, 21-24). Y Jesús la lleva más allá, a dar un salto de fe y confianza totales en Él (cfr. Juan 11, 25) y Marta, que ha aprendido que «lo suyo» está bien pero que hay una manera aún mejor (cfr. Lucas 10, 42), comparte con nosotros una preciosa confesión de fe: «Sí, Señor, yo creo que Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que iba a venir al mundo» (Juan 11, 27), tan hermosa como la de San Pedro (cfr. Mateo 16, 16) o la de Santo Tomás (cfr. Juan 20, 28)

Marta vuelve a aparecer en Juan 12. Su corazón ha cambiado. Ya no hay queja, ni mirar a otros. Ya sólo está Él. Su mirada y su corazón le pertenecen a Jesús, ya sólo vive por Él y para Él. Sí, la casa se llenó de perfume (cfr. Juan 12, 3), pero era también la fragancia del perfume de unas vidas entregadas a Cristo, exhalando el suave aroma de la santidad (cfr. 2 Corintios 2, 15), de unos corazones (Marta, María y Lázaro) que ya habían comenzado a vivir la Pascua, el paso de Dios por sus vidas, y a caminar en una vida nueva.

Gracias, Señor, por la vida de Santa Marta. Por el ejemplo de lo que puedes obrar en un corazón dócil. Por mostrarnos con qué ternura, delicadeza y paciencia nos quieres moldear para vivir en una vida nueva en Ti. 

Querida hermana Santa Marta, a ti nos encomendamos y encomendamos a nuestros seres queridos. Enséñanos a vivir para Jesús, a servir a Jesús, a dejarnos hacer por Él como tú. Amén.

Canción: Vaso nuevo (pongo una versión acortada y ligeramente modificada del original)
Autores: Francisco Palazón, Martín Verde Barajas

Y para orar también: 
Canción: Way Maker
Autores: Priscilla y Luis Bueno

Fuente: Nómadas del Espíritu 

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

2 comentarios

Avatar
Paula julio 31, 2019 - 6:58 am

Ven Espíritu Santo ilumina nuestro camino para imitar a Santa Marta y dejarnos ser como Jesús.

Reply
Elena+
Elena+ agosto 7, 2019 - 4:07 pm

¡Amén! ¡Gracias por tu comentario, Paula! Que Dtb+

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: