Inicio Meditación Diaria Mateo 15,29-37

Mateo 15,29-37

por Editor mdc
Mateo 15, 29-37

Evangelio según San Mateo 15,29-37 

Jesús llegó a orillas del mar de Galilea y, subiendo a la montaña, se sentó.
Una gran multitud acudió a él, llevando paralíticos, lisiados, ciegos, mudos y muchos otros enfermos. Los pusieron a sus pies y él los curó.
La multitud se admiraba al ver que los mudos hablaban, los inválidos quedaban curados, los paralíticos caminaban y los ciegos recobraban la vista. Y todos glorificaban al Dios de Israel.
Entonces Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Me da pena esta multitud, porque hace tres días que están conmigo y no tienen qué comer. No quiero despedirlos en ayunas, porque podrían desfallecer en el camino».
Los discípulos le dijeron: «¿Y dónde podríamos conseguir en este lugar despoblado bastante cantidad de pan para saciar a tanta gente?».
Jesús les dijo: «¿Cuántos panes tienen?». Ellos respondieron: «Siete y unos pocos pescados».
El ordenó a la multitud que se sentara en el suelo;
después, tomó los panes y los pescados, dio gracias, los partió y los dio a los discípulos. Y ellos los distribuyeron entre la multitud.
Todos comieron hasta saciarse, y con los pedazos que sobraron se llenaron siete canastas.

0412-ADVIENTO-BIBLICO_1000x500 MDC Y FASTA web

Da de vos.

1) Se sentó: Jesús tiene esa capacidad de mirar el todo, de pensar y discernir desde lo que ve. Hoy vos tenés que trabajar esa forma de Jesús… ¡Para un poco la pelota, baja un cambio! Y mira por dónde vas, sentate un rato y mirá por donde va tu vida. Discerní si esto te está haciendo feliz y si verdaderamente las personas con las que estás están dejando un aporte a tu vida. Mira a los que te rodean, los planteos que te hacen y los planteos que te haces. Mira las quejas contra vos y mira la gente que te busca… ¡mira! Mira el todo y no tan solo una parte. Sentate y mirá.

2)Curar: Jesús sana y ayuda. Vos y yo, como cristianos, estamos llamados a curar. Porque mucha gente está herida y golpeada, ¡cansada! Porque a esta altura del año todo es cuesta arriba, pero nosotros tenemos a Jesús y, por ende, paz. Lo único que cura todo el dolor que produce este mundo es la paz de corazón. Hoy lleva paz para sanar, esa paz que se consigue con la oración. Ese diálogo que tenés con Dios, lo conseguís también en los sacramentos, en especial la eucaristía y la confesión; como así también en esa ayuda a los demás. No dejes de aliviar, muchos hoy están enfermos.

3)Compasión: Jesús se preocupa por el otro, está atento al otro. Es esto que tenemos que cuidar como Iglesia; en esto te animo a vos que perteneces a un grupo o movimiento, mostremos compasión como Iglesia ¡por favor! No seamos una institución tan fría y dura, Jesús quiere que seamos familia. Salgamos a consolar y a mostrarnos cercanos y simples, no generemos hambre de Dios por nuestra burocracia. Dejemos de pescar en la pecera y salgamos a anunciar con la cercanía, persona a persona y con la humildad de los hijos de Dios. ¡Salgamos! Que hay muchos carenciados en este mundo, pero de hambre espiritual. #caminoabelen.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: