Inicio Los Salmos Te Alabamos Señor. Hoy: Salmo 25

Te Alabamos Señor. Hoy: Salmo 25

por Editor mdc
Salmo 25

Alabar a Dios, orar, conversar con el Padre, siempre recordando nuestra condición de hijos amados por Él. Estos son algunos de los objetivos de este proyecto de Misioneros Digitales Católicos , que culminará cuando publiquemos el Salmo 150.

Hoy compartimos con ustedes el Salmo 25

Clic para descargar el audio

SALMO 25 (versículos 1-22)

De David.

[Alef] A ti, Señor, elevo mi alma,

2 [Bet] Dios mío, yo pongo en ti mi confianza;

¡que no tenga que avergonzarme

ni se rían de mí mis enemigos!

3 [Guímel] Ninguno de los que esperan en ti

tendrá que avergonzarse:

se avergonzarán los que traicionan en vano.

4 [Dálet] Muéstrame, Señor, tus caminos,

enséñame tus senderos.

5 [He] Guíame por el camino de tu fidelidad;

enséñame, porque tú eres mi Dios y mi salvador,

[Vau]. y yo espero en ti todo el día.

6 [Zain] Acuérdate, Señor, de tu compasión y de tu amor,

porque son eternos.

7 [Jet] No recuerdes los pecados ni las rebeldías de mi juventud:

por tu bondad, Señor, acuérdate de mi según tu fidelidad.

8 [Tet] El Señor es bondadoso y recto:

por eso muestra el camino a los extraviados;

9 [Iod] él guía a los humildes para que obren rectamente

y enseña su camino a los pobres.

10 [Caf] Todos los senderos del Señor son amor y fidelidad,

para los que observan los preceptos de su alianza.

11 [Lámed] ¡Por el honor de tu Nombre, Señor,

perdona mi culpa, aunque es muy grande!

12 [Mem] ¿Hay alguien que teme al Señor?

El le indicará el camino que debe elegir:

13 [Nun] su alma descansará feliz

y su descendencia poseerá la tierra.

14 [Sámec] El Señor da su amistad a los que lo temen

y les hace conocer su alianza.

15 [Ain] Mis ojos están siempre fijos en el Señor,

porque él sacará mis pies de la trampa.

16 [Pe] Mírame, Señor, y ten piedad de mí,

porque estoy solo y afligido:

17 [Sade] alivia las angustias de mi corazón,

y sácame de mis tribulaciones.

18 [Qof] Mira mi aflicción y mis fatigas,

y perdona todos mis pecados.

19 [Res] Mira qué numerosos son mis enemigos

y qué violento es el odio que me tienen.

20 [Sin] Defiende mi vida y líbrame:

que no me avergüence de haber confiado en ti;

21 [Tau] la integridad y la rectitud me protegen,

porque yo espero en ti, Señor.

22 Salva, Dios mío, a Israel

de todas sus angustias.

Fuente: El Libro del Pueblo de Dios. 

Voces: Fatima Solaeche /Música: Juanjo Cabrera (Spotify) / Juanjo Cabrera (canal de Youtube)

Comentario del Salmo 25

Salmo de súplica y confianza, en disposición alfabética y tono sapiencial. Su estructura comprende tres partes: invocación inicial (1-3), los caminos del Señor (4-15), súplica conclusiva (16-22). El que cada verso deba comenzar con una letra sucesiva del alfabeto lleva consigo continuos cambios en las motivaciones que se aducen y más de una repetición. Por otra parte, el innegable tono sapiencial del salmo no apaga la emoción y el sentimiento. La invocación inicial anticipa los sentimientos dominantes: la súplica y la confianza; el que se fía de Dios no conocerá la desilusión, la vergüenza, ni el fracaso.

Toda la parte central es una amplia reflexión sobre los caminos del Señor, expresión de su amor y su voluntad, que el salmista desea conocer a fondo para escapar de los peligros y obtener la protección y bendición divinas. La parte central de la reflexión tiene forma impersonal como corresponde al lenguaje de los sabios y culmina en una pregunta típica de corte retórico que tiene como función realzar las beneficiosas consecuencias de seguir los caminos del Señor. La súplica conclusiva invoca de nuevo el perdón de Dios y la liberación de tribulaciones y enemigos, en forma genérica.

Al final, la súplica se abre a la salvación de Israel; en realidad el individuo liberado es símbolo visible y prenda de la liberación de todo el pueblo. Desde Jesucristo, camino de verdad y vida podemos leer este salmo como una invitación a conocer y escuchar la voluntad de Dios para ponerla en práctica.

Fuente: La Biblia, La Casa de La Biblia, edición aprobada por la Conferencia Episcopal Española

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: