Inicio Meditación Diaria Mateo 19 3-12

Mateo 19 3-12

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo 19 3-12

Evangelio según San Mateo 19,3-12.

Se acercaron a él algunos fariseos y, para ponerlo a prueba, le dijeron: «¿Es lícito al hombre divorciarse de su mujer por cualquier motivo?».
El respondió: «¿No han leído ustedes que el Creador, desde el principio, los hizo varón y mujer;
y que dijo: Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos no serán sino una sola carne?
De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Que el hombre no separe lo que Dios ha unido».
Le replicaron: «Entonces, ¿por qué Moisés prescribió entregar una declaración de divorcio cuando uno se separa?».
El les dijo: «Moisés les permitió divorciarse de su mujer, debido a la dureza del corazón de ustedes, pero al principio no era así.
Por lo tanto, yo les digo: El que se divorcia de su mujer, a no ser en caso de unión ilegal, y se casa con otra, comete adulterio».
Los discípulos le dijeron: «Si esta es la situación del hombre con respecto a su mujer, no conviene casarse».
Y él les respondió: «No todos entienden este lenguaje, sino sólo aquellos a quienes se les ha concedido.
En efecto, algunos no se casan, porque nacieron impotentes del seno de su madre; otros, porque fueron castrados por los hombres; y hay otros que decidieron no casarse a causa del Reino de los Cielos. ¡El que pueda entender, que entienda!».

 

 

Entender para vivir.

1) ¿Por cualquier motivo?: esto es importante, no apunta Jesús al divorcio de si porque si. Es ver el motivo y analizar la situación matrimonial. Yo te entiendo cuando me decís que la vida matrimonial es dificil. Si! Es dificilísimo, si vos muchas veces ni vos mismo te entendes imagínate lo que es la convivencia y de comprender al otro. Pero la clave es meterlo a Dios en la vida matrimonial. Tratar de ver el «para qué» están los dos juntos y el tener memoria y poder mirar qué es lo que te enamoró de ella o de él. Hay etapas en la vida matrimonial que son duras y otras etapas lindas, pero no caigas en querer separarte por cualquier cosita. Analiza los motivos.

2) El divorcio: hay motivos por el cual uno debe analizar. Es recomendable que si hay daño físico o moral e incluso que se llega a atentar a la dignidad del cónyuge, es mejor tomar distancia. Incluso existe el caso de nulidad matrimomial. Donde la Iglesia no es que da el divorcio a una persona para que se vuelva a casar por Iglesia sino más bien la nulidad significa que no fue válido, que no se casó por Iglesia. Esa nulidad es en caso de engaño, inmadurez o bipolaridad ante la situación de la Unión matrimonial. Siempre hay que buscar cuidar la integridad y la dignidad de ambos. Pues sino podemos destruir el corazón y la vida del otro. El matrimonio es dificil pero no la hagas más difícil.

3) El celibato: es otro estilo de vivir el amor. Es no caer en el ámbito de lo sexual sino más bien es adentrar en los afectos y poder trascender en ellos. Por eso el celibe no es lo mismo que un viejo solteron que reniega de la vida; sino más bien es alguien que contempla la vida en todos y expande su corazón a todos. Desde esa unión con Jesús lo lleva a transmitir gentileza y cariño a todos. La característica de un celibe es la alegria.

Es por ello que el matrimonio es un sacramento grande que exige renuncias y entregas al otro. No la elegís a ella o a él para siempre, sino que cada día tenes que reafirmar y decir «la eligo» o «lo eligo». Te aclaro: no te casas con Superman o con la mujer maravilla. Te casas con alguien que será tu espejo y te mostrará tu verdadero rostro. No destruyas ese espejo por cualquier cosa.

 

 

Clic para descargar el audio

 

Tu Colaboración es importante para ayudarnos a mantener esta página

¡Que Dios te bendiga!  

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

<

p style=»text-align: center;»> 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: