Inicio Opinión Cervantes, el apóstol de la pluma

Cervantes, el apóstol de la pluma

por Egberto Bermúdez
Don Quijote el apóstol de la pluma

Con este artículo, el autor pone punto final a este viaje por la gran novela española, El Quijote, y por la figura de Don Miguel de Cervantes Saavedra, a quien –como reza el título-, no titubea en definir como un apóstol de la pluma.

En una charla a un grupo de autores católicos, Jacques Maritain acuñó el término “apóstol de la pluma”, cuyas características son las siguientes:

  1. “Mucha humildad y apreciación, o anhelo, de los caminos de la vida espiritual”. Por lo tanto: “su obra debe estar animada desde dentro por mociones que se derivan de una fuente superior que es capaz de alcanzar el alma de toda persona de una forma que ninguna destreza humana podría”. Porque: “la experiencia espiritual nacida de la Caridad es la más profunda y fecunda inspiración para el trabajo creativo”.
  2. “Lo que se espera de un autor católico es que sea un artista completamente entregado a las exigencias de su arte y a la belleza de sus obras”.      
  3. “Católico significa universal, por lo que si el escritor quiere ser coherente, su voz debe hablar a todos los hombres. Por lo tanto, un escritor tal debe esforzarse por comunicar su pensamiento en un lenguaje capaz de ser entendido no sólo por católicos, sino que también por cualquier otro ser humano”. (http://www.americamagazine.org/issue/668/article/apostolate-pen)

Para Santa Teresa, la humildad es la madre de todas las virtudes y el fundamento del edificio de la vida espiritual, algo parecido expresa Berganza en El coloquio de los perros: “La humildad es la base y fundamento de todas las virtudes y […] sin ella no hay ninguna que lo sea”. Por ello, las virtudes humanas y las virtudes teologales de la fe, la esperanza y la caridad fueron esenciales en la vida del escritor Cervantes. Además, ocupan un lugar de honor en su obra maestra, de manera que es razonable afirmar que estamos ante una muestra excepcional de coherencia íntima entre vida y literatura. Ni más ni menos que el mismo tipo de congruencia de que hablaba don Quijote a don Diego de Miranda: “Si el poeta fuere casto en sus costumbres, lo será también en sus versos; la pluma es la lengua del alma: cuales fueren los conceptos que en ella se engendraren, tales serán sus escritos…” (II, 16; 668).  Por añadidura, su obra, aunque no sea siempre explícitamente católica, está animada desde dentro por la fe del escritor, el que, por la manera de tratar los temas religiosos y doctrinales en el Quijote y en otras de sus obras, demuestra ser un laico con una formación sólida (más que lo normal).

Poca duda cabe que Cervantes fue un artista completamente entregado a las exigencias de su arte y a la belleza de sus obras. En el prólogo de sus Novelas ejemplares, las llama ejemplares en un sentido doble, pues son modelos artísticos, pero también de honesto entretenimiento. Y qué decir de su obra maestra, el Quijote, la más famosa e influyente novela española de todos los tiempos, lectura favorita de célebres escritores como Borges, Dostoyevski, Faulkner, Melville y tantos otros.

Finalmente, el Quijote ha probado ser una obra universal, capaz de interesar a una gama casi infinita de lectores. Ya lo decía uno de sus personajes, el bachiller Sansón Carrasco: “Es tan clara, que no hay cosa que dificultar en ella: los niños la manosean, los mozos la leen, los hombres la entienden y los viejos la celebran”.

En conclusión, por todo lo expresado anteriormente, Cervantes es, empleando la terminología de Maritain, un extraordinario y verdadero Apóstol de la pluma. Como legado amoroso nos deja el Quijote, la más famosa e influyente novela española de todos los tiempos, para enseñarnos y deleitarnos con el lenguaje y admirarnos y suspendernos con la invención, en una mezcla sublime de entretenimiento y filosofía moral, de veras y de burlas, de lo dulce con lo provechoso, de lo virtuoso con lo chistoso y de lo humano con lo divino: una metáfora de la búsqueda humana de la belleza, el bien y la verdad absoluta.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

1 comentario

Avatar
Raul Toca febrero 17, 2020 - 3:22 pm

Dios les bendiga sigan adelante oraremos por ustedes

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: