Inicio Meditación Diaria Marcos 7,1-13

Marcos 7,1-13

por Pbro. Luis A. Zazano

Evangelio según San Marcos 7,1-13.

Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús,
y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar.
Los fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo la tradición de sus antepasados;
y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están aferrados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras y de la vajilla de bronce.
Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: «¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?».
El les respondió: «¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí.
En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos.
Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres».
Y les decía: «Por mantenerse fieles a su tradición, ustedes descartan tranquilamente el mandamiento de Dios.
Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre, y además: El que maldice a su padre y a su madre será condenado a muerte.
En cambio, ustedes afirman: ‘Si alguien dice a su padre o a su madre: Declaro corbán -es decir, ofrenda sagrada- todo aquello con lo que podría ayudarte…’
En ese caso, le permiten no hacer más nada por su padre o por su madre.
Así anulan la palabra de Dios por la tradición que ustedes mismos se han transmitido. ¡Y como estas, hacen muchas otras cosas!».

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

El estructuralismo religioso que aleja más que re-liga:

1) Religión: Es un término que significa «re-ligar» es volver a. En nuestro caso la religión es volver a ligarse con Dios. Es por ello por lo que el cristianismo es una manera clave de volver a ligarse con Dios. Es un estilo de vida porque a quien se encuentra con Jesús le cambia la vida y cambia a otros la vida.

2) Las normas: En nuestra religión las normas son actos de amor. Como los enamorados que a sus amantes le manifiestan actos de amor. Es por ello por lo que las normas como la Misa o el Rosario no tenés que mirarlas como un peso, sino como actos de amor para forjar y afianzar tu relación con Dios. Es lo que pasa en el matrimonio, si con tu marido o mujer no hablás nunca o tenés gestos de amor, en un año pasan a ser desconocidos, y hasta enemigos.

3) Estructuralismo: Es cuando a lo religioso y a las normas los convertís en una estructura asfixiante, en donde, en vez de relegar tu vida con Dios, terminas cortando la soga por tanto peso que te ponen. Eso te lleva a perder lo esencial. Entonces, en vez de pensar cómo hablar con Dios y manifestarle todo lo que tenés en el corazón, te ponen a cuestionar cómo tenés la mano, cómo te peinas, cómo fue tu genuflexión, etc. La estructura es buena porque sostiene un camino, el estructuralismo es malo porque todo se centra en estructuras que asfixian.
No asfixies con la religión más bien re-liga a tus cercanos con Dios, desde la libertad de los hijos de Dios.

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: