Inicio Meditación Diaria Mateo 6,1-6.16-18

Mateo 6,1-6.16-18

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo 6,1-6.16-18

Evangelio según San Mateo 6,1-6.16-18.

Jesús dijo a sus discípulos:
Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo.
Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa.
Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha,
para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa.
Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.
Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa.
Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro,
para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará.


¿Eres periodista, tienes experiencia usando WordPress? ¿Diseñador gráfico o programador Web? ¿Sabes de edición de video o audio? ¿Te gustaría colaborar con Misioneros Digitales? Escríbenos…

Surgimos de las cenizas como el Ave Fénix

1)Las Cenizas: Nos recuerda lo que somos. ¡Si! No te agrandes y no creas que sos más que otros. Que esta cuaresma que iniciamos te recuerde que el camino es la humildad. No podés andar con prepotencia por la vida y mostrándote como el que las sabe todas o la que sabe todas. Las cenizas son para recordarte que sos tan chiquito, que con un simple soplo de Dios desapareces. Este día rememora la humildad y por eso se impone la ceniza en tu cabeza, para que entre a tu mente que debes iniciar un cambio, pero, para el cambio de acciones debe haber un cambio de mentalidad a tu forma de vivir.

2)Ayuno, oración y limosna: Este es el tiempo en que iniciamos un proceso. El proceso de arrepentirnos. No es el tiempo de iniciar la dieta. Ni tampoco el hacer mortificaciones que mortifiquen. Es como que me propongo en esta cuaresma no comer nada pero después ando con un carácter que ni mi Ángel de la guarda me tolera. En fin, recién terminamos carnaval (carne-vale) en donde la fiesta está por encima de la voluntad, hoy iniciamos cuaresma en donde el Espíritu debe vencer tus actitudes mundanas y desordenadas. Es por ello por lo que se te propone trabajar la voluntad y el Espíritu. Si no le pones a estos cuarenta días espiritualidad sentirás que cada cosa es un peso. Trabaja tu voluntad y tu espiritualidad, estas dos son las claves para vivir bien una Cuaresma.

3) Propuestas: En estos días el ayuno no refiere o no se reduce a carne. Ayuna de comentarios, de andar chusmeando la vida de los demás con tu celular a través de las redes. Ayuna de herir con tu lengua o de ver cosas que no aportan nada a tu vida. Yo no te tengo que imponer el ayuno que tendrás que hacer para esta cuaresma, pero sí te propongo que te revises vos y veas qué cosas no están aportando y ayudando a tu vida. Por ejemplo, ¿cuántas horas estás metido en Facebook o en Instagram? La limosna implica que te desprendas, que saques la ropa que ya no usas y la des (está buenísimo) pero es dar un paso más, sé más humano y da un poco más de tu tiempo, de tu profesión o de tu servicio. Capaz que ayuda también que cuando te hable alguien no esté tu mirada en la pantalla del celu, o el que puedas dar tu asiento a alguien cuando vas en el colectivo, o visitar a alguien que hace rato que no ves y capaz que no la está pasando bien. La oración aquí es clave. Volvé a Jesús y juntos, vos y yo, nos arrepentimos de corazón por todo lo que hicimos mal, por haber hecho cosas que no nos ayudaban y con las cuales hemos herido al hermano. Hoy iniciamos una etapa del año más fuerte, pero por fa, sé sincero con vos, a mí me podes engañar y hasta decirme que no comerás nutella por toda la cuaresma o no tomarás coca, lo que quieras, pero no te engañes vos, la Cuaresma es más que eso, es volver a Jesús.

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: