Inicio Meditación Diaria Juan 5, 31-47

Juan 5, 31-47

por Pbro. Luis A. Zazano

 

Clic para descargar el audio

Instrucciones para descargar el audio usando iPhone

Evangelio según San Juan 5,31-47.

Jesús dijo a los judíos:

Si yo diera testimonio de mí mismo, mi testimonio no valdría.

Pero hay otro que da testimonio de mí, y yo sé que ese testimonio es verdadero.

Ustedes mismos mandaron preguntar a Juan, y él ha dado testimonio de la verdad.

No es que yo dependa del testimonio de un hombre; si digo esto es para la salvación de ustedes.
Juan era la lámpara que arde y resplandece, y ustedes han querido gozar un instante de su luz.

Pero el testimonio que yo tengo es mayor que el de Juan: son las obras que el Padre me encargó llevar a cabo. Estas obras que yo realizo atestiguan que mi Padre me ha enviado.

Y el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Ustedes nunca han escuchado su voz ni han visto su rostro,
y su palabra no permanece en ustedes, porque no creen al que él envió.

Ustedes examinan las Escrituras, porque en ellas piensan encontrar Vida eterna: ellas dan testimonio de mí,
y sin embargo, ustedes no quieren venir a mí para tener Vida.

Mi gloria no viene de los hombres.

Además, yo los conozco: el amor de Dios no está en ustedes.

He venido en nombre de mi Padre y ustedes no me reciben, pero si otro viene en su propio nombre, a ese sí lo van a recibir.

¿Cómo es posible que crean, ustedes que se glorifican unos a otros y no se preocupan por la gloria que sólo viene de Dios?
No piensen que soy yo el que los acusaré ante el Padre; el que los acusará será Moisés, en el que ustedes han puesto su esperanza.

Si creyeran en Moisés, también creerían en mí, porque él ha escrito acerca de mí.
Pero si no creen lo que él ha escrito, ¿cómo creerán lo que yo les digo?».

 

Cuando haces clic en la publicidad colaboras con MDC

 

El testimonio es uno de los puntos a la cual también estas llamado a trabajar en esta cuaresma. Para dar testimonio te propongo saberte:

1) Saberte quien eres: darte cuenta que la clave de tu vida pasa por la identidad, es definirte ¿podes definirte? Inténtalo! Cuando puedas definirte podrás conocer tus fortalezas y tus debilidades. Cuando sé quién soy podré saber donde esto parado.

2) Saberte como eres: al tener un autoconocimiento de tu persona te llevará a saberte como “resolver” tus situaciones, es asumir el desafío y enfrentar la realidad, no te podes dar el privilegio de no resolver o dejarlo a otro.

Cuando te sabes como actúas ante la situación te lleva a un auto control y es ello lo que te permitirá dar el testimonio clave de la “PRUDENCIA”.

3) Saberte de donde eres: es también  aceptar tus raíces, de donde venis, tu realidad de vida. Eso tenes que asumirlo y no avergonzarte. Muchas de las actitudes que tenes son cosas que mamaste desde tu niñez. Por ello mira tu historia y no tengas vergüenza de ello.

Ánimo y a dar testimonio, que es un proceso pero te aseguro que varios dolores de cabeza te evita. Seguí a Cristo que con Él hasta el cielo no paramos. Buen jueves!!!

 

 

Clic para descargar el audio

Instrucciones para descargar el audio usando iPhone

Misioneros Digitales Donaciones

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: