Inicio Meditación Diaria Mateo 9, 9-13

Mateo 9, 9-13

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo 9, 9-13

Evangelio según San Mateo 9, 9-13

Jesús, al pasar, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: «Sígueme». El se levantó y lo siguió.
Mientras Jesús estaba comiendo en la casa, acudieron muchos publicanos y pecadores, y se sentaron a comer con él y sus discípulos.
Al ver esto, los fariseos dijeron a los discípulos: «¿Por qué su Maestro come con publicanos y pecadores?».
Jesús, que había oído, respondió: «No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos.
Vayan y aprendan qué significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios. Porque yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores».

 

 

Vino a los enfermos, no a los sanos.

1. Vió a un hombre: hoy Jesús te ve, te ve con tus miserias y errores, ve tus macanas y sabe todas las que te mandas, pero te sigue buscando. Es Él quien sale a tu encuentro y te busca, no deja ni un minuto de mirarte, pero no con esa mirada juzgadora y atacante sino una mirada de amor que busca reconquistarte.

2. Comparte la mesa: es la actitud de salir a la búsqueda y estar al lado de aquel enfermo que lo necesita. No te hagas el puritano, esas personas que se alejan del hermano que esta en el error porque ya lo condena, compartí la vida con el hermano que esta golpeado o embarrado, Él también necesita de tu ayuda.

3. Hospital de campaña: Salí a curar al hermano, no temas, búscalo al hermano y sánalo, no tengas miedo porque tu hermano te necesita, no salgas a juzgarlo, Salí a ayudarlo, no lo dejes solo. Pero tampoco no te quedes encerrado en tu puritanismo. Hoy Dios te puso para salvar y salvarte.

 

 

 

Clic para descargar el audio

 

 

Tu Colaboración es importante para ayudarnos a mantener esta página

¡Que Dios te bendiga!  

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: