Inicio Meditación Diaria Lucas 12, 13-21

Lucas 12, 13-21

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas 12, 13-21

Evangelio según San Lucas 12,13-21.

En aquel tiempo:
Uno de la multitud le dijo: «Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia».
Jesús le respondió: «Amigo, ¿quién me ha constituido juez o árbitro entre ustedes?».
Después les dijo: «Cuídense de toda avaricia, porque aún en medio de la abundancia, la vida de un hombre no está asegurada por sus riquezas».
Les dijo entonces una parábola: «Había un hombre rico, cuyas tierras habían producido mucho,
y se preguntaba a sí mismo: ‘¿Qué voy a hacer? No tengo dónde guardar mi cosecha’.
Después pensó: ‘Voy a hacer esto: demoleré mis graneros, construiré otros más grandes y amontonaré allí todo mi trigo y mis bienes,
y diré a mi alma: Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe y date buena vida’.
Pero Dios le dijo: ‘Insensato, esta misma noche vas a morir. ¿Y para quién será lo que has amontonado?’.
Esto es lo que sucede al que acumula riquezas para sí, y no es rico a los ojos de Dios».

 

 

La riqueza es Dios.

1) La avaricia: es un pecado muy sutil que ataca a todos. Es por ello saber tomarlo porque puede llevarte a ser una persona mezquina. Será más fácil cruzar el amazona caminando que sacarte plata. Una persona avara más que buscar tener se priva de compartir. Esa es una gran pobreza de alma.

2) No comparte: la consecuencia de la avaricia es que no mira a su hermano, cuando se mete el gusto por el dinero hasta se deja a la familia de lado. Cuantas familias se separaron por dinero y por herencias. Es que cuando se busca acumular por tener se deja incluso de lado a la propia sangre por que va la ley de esto es mio y lo tuyo es mio.

3) La verdadera herencia: es tener para compartir, No niego que tenes que tener tus cosas y tus gustitos pero lo lindo es compartir y ayudar al otro en lo que puedas, incluso da de tu parte para el sustento del culto y para evangelizar, En donde sea y en donde quieras pero no te la agarres a toda. Dios te dará el doble te lo aseguro. Que interesante que hoy como gesto de generosidad hagas algo para vencer la avaricia y también para sostener el culto. Fíjate capaz que podes comprar un paquete de azúcar y lo llevas al comedor. O donas 10 pesos a la parroquia para el pago de la luz o te acercas a escuchar a tu vecina enferma y finas tu tiempo para ello, Todo eso puede llevarte a ser un rico espiritual.

 

Sin tu colaboración, está página tendrá que cerrar muy pronto.
Un pequeño aporte nos permitirá continuar. 

¡Que Dios te bendiga!  

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

 

Clic para descargar el audio

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: