Inicio Meditación Diaria Mateo 10, 7-13

Mateo 10, 7-13

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo-10,7-13

Evangelio según San Mateo 10,7-13.

Jesús dijo a sus apóstoles:
Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.
Curen a los enfermos, resuciten a los muertos, purifiquen a los leprosos, expulsen a los demonios. Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente.»
No lleven encima oro ni plata, ni monedas,
ni provisiones para el camino, ni dos túnicas, ni calzado, ni bastón; porque el que trabaja merece su sustento.
Cuando entren en una ciudad o en un pueblo, busquen a alguna persona respetable y permanezcan en su casa hasta el momento de partir.
Al entrar en la casa, salúdenla invocando la paz sobre ella.
Si esa casa lo merece, que la paz descienda sobre ella; pero si es indigna, que esa paz vuelva a ustedes.

 

Invoquen la paz

1) Curen: es la tarea tuya y mia. ¡Curar! Hay muchos hermanos heridos y dolidos por el mundo, en donde necesitan de nosotros, cristianos compasivos que les muestren misericordia para aliviar su error y fraternidad para cerrar su dolor. Estamos llamados a cerrar heridas y no abrirlas porque vos hoy sos apóstol de Jesús.

2) Resuciten: esto nos manda Dios, resucitar a tanta gente que se siente muerta en vida. Personas que no tienen ganas de vivir por el hecho que no le encuentran un sentido a la vida, nosotros tenemos a la Vida en esta cultura de muerte. Mostremos que se puede vivir y se puede aprovechar esta vida segundo a segundo. No dejemos que nadie se muera ante nuestra mirada, acompañemos y fraternicemos. No juzgemos ni investigemos, ya esa persona lo hará con Dios, más bien nosotros lo llevemos a Dios, después Él se encarga.

3) Purifiquen y expulsen: tu oración por el hermano ayuda y fortalece y ayuda a que tu hermano sea liberado de las ataduras del demonio. Reza por ese hermano que va por mal camino, ofrece a Dios obras por ese hermano errado. No tan sólo decir al que se equivoca o corregir, sino también rezar y ofrecer pequeños actos diarios. El diablo tienta pero con tu oración y tu pequeña mortificación liberas.

Hasta el cielo no paramos, ¡no paramooooos!

 


Un pequeño aporte tuyo nos permite
continuar con nuestra labor 

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

 

 

Clic para descargar el audio

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: