Inicio Meditación Diaria Marcos 7,24-30

Marcos 7,24-30

por Pbro. Luis A. Zazano
Marcos-7,24-30

Evangelio según San Marcos 7,24-30.

Después Jesús partió de allí y fue a la región de Tiro. Entró en una casa y no quiso que nadie lo supiera, pero no pudo permanecer oculto.
En seguida una mujer cuya hija estaba poseída por un espíritu impuro, oyó hablar de él y fue a postrarse a sus pies.
Esta mujer, que era pagana y de origen sirofenicio, le pidió que expulsara de su hija al demonio.
El le respondió: «Deja que antes se sacien los hijos; no está bien tomar el pan de los hijos para tirárselo a los cachorros».
Pero ella le respondió: «Es verdad, Señor, pero los cachorros, debajo de la mesa, comen las migajas que dejan caer los hijos».
Entonces él le dijo: «A causa de lo que has dicho, puedes irte: el demonio ha salido de tu hija».
Ella regresó a su casa y encontró a la niña acostada en la cama y liberada del demonio.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

La fe sana

1) Una mujer suplica: En ella nos identificamos vos y yo, porque venimos a pedirle a Dios que nos ayude, que nos de una mano porque todo se nos hace difícil. Hay cosas que nos cuestan más que otras, pero sin embargo pedimos, y es verdad, hay veces que nos cansamos y no damos más, en esta mujer vemos aquellos que suplican por ese milagro que hace rato se busca.

2) La curación: Jesús sana, el milagro es que creamos en su obrar, cuántos milagros cotidianos hay en la vida y no lo valoramos. ¿Hoy que milagro hay en tu vida? ¡Hoy tenés manos, tenés pies, hablas…!

3) Bakhita: Es esa santa negra, esclava, que mostró la misericordia de Dios ante aquellos que la humillaron. Hoy podes hacer el milagro con Dios de perdonar de corazón a alguien. Sé que es un proceso, pero pedile a esta santa que te ayude, a ella la hicieron esclava pero su corazón era libre. Que nadie te haga sentir esclavo, ni esclavice tu corazón.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!


Clic para descargar el audio
Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: