Inicio Meditación Diaria Juan 5,17-30

Juan 5,17-30

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan-5,17-30

Evangelio según San Juan 5,17-30.

Jesús dijo a los judíos: 
«Mi Padre trabaja siempre, y yo también trabajo».
Pero para los judíos esta era una razón más para matarlo, porque no sólo violaba el sábado, sino que se hacía igual a Dios, llamándolo su propio Padre.
Entonces Jesús tomó la palabra diciendo: «Les aseguro que el Hijo no puede hacer nada por sí mismo sino solamente lo que ve hacer al Padre; lo que hace el Padre, lo hace igualmente el Hijo.
Porque el Padre ama al Hijo y le muestra todo lo que hace. Y le mostrará obras más grandes aún, para que ustedes queden maravillados.
Así como el Padre resucita a los muertos y les da vida, del mismo modo el Hijo da vida al que él quiere.
Porque el Padre no juzga a nadie: él ha puesto todo juicio en manos de su Hijo,
para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que lo envió.
Les aseguro que el que escucha mi palabra y cree en aquel que me ha enviado, tiene Vida eterna y no está sometido al juicio, sino que ya ha pasado de la muerte a la Vida.
Les aseguro que la hora se acerca, y ya ha llegado, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oigan, vivirán.
Así como el Padre dispone de la Vida, del mismo modo ha concedido a su Hijo disponer de ella,
y le dio autoridad para juzgar porque él es el Hijo del hombre.
No se asombren: se acerca la hora en que todos los que están en las tumbas oirán su voz
y saldrán de ellas: los que hayan hecho el bien, resucitarán para la Vida; los que hayan hecho el mal, resucitarán para el juicio.
Nada puedo hacer por mí mismo. Yo juzgo de acuerdo con lo que oigo, y mi juicio es justo, porque lo que yo busco no es hacer mi voluntad, sino la de aquel que me envió.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Visita el especial de Cuaresma

UNIÓN

1) Trabaja: Hoy debes recordar que tu labor cotidiana es santificable, bancar a tu jefe es santificable, levantarte a las 5 de la mañana para prepararte y levantar a los chicos después para llevarlos al cole, es santificable; hacer la comida para tu familia, es santificable; sacar comida para 6 de una comida para 3, es santificable, lavar y planchar, es santificable, luchar para llegar a fin de mes con la plata, es santificable, lo que hagas con amor y por un bien mayor es santificarte.

2) Unión: En Jesús vemos esa unión plena con su Padre Dios. Nos recuerda que somos hijos de Dios y debemos trabajar en lo que queda de este tiempo esa relación fluida con Dios, una relación que acentúe el encuentro entre dos personas y no una devoción vacía jactada en un cumpli-miento. Hoy busca en tu momento diario ese encuentrito con Él que te llena y te da vida.

3) Autoridad: Vos y yo estamos llamados en este mundo a salvar almas; cada uno es libre, Dios no te obliga a nada, uno de los mayores dones que tenés es el de la libertad; defendé esa libertad que Dios te ha dado, pero también forma tu libertad con tu conciencia y amor a Dios para que la libertad no se convierta en libertinaje, pues en la vida uno también se encuentra con límites, los límites educan.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio
Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: