Inicio Meditación Diaria Juan 14,21-26

Juan 14,21-26

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan-14,21-26

Evangelio según San Juan 14,21-26.

Jesús dijo a sus discípulos:
«El que recibe mis mandamientos y los cumple, ese es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él».
Judas -no el Iscariote- le dijo: «Señor, ¿por qué te vas a manifestar a nosotros y no al mundo?».
Jesús le respondió: «El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará; iremos a él y habitaremos en él. El que no me ama no es fiel a mis palabras. La palabra que ustedes oyeron no es mía, sino del Padre que me envió.
Yo les digo estas cosas mientras permanezco con ustedes.
Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho.»

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

El que me ama…

1) Amor ilusorio: Esto refiere a una persona inteligente, pero no manifiesta al otro lo que siente. Ama, pero a quien ama no se lo dice. Imagina situaciones para forjar el amor, pero no lo concretiza. Busca la paz y la justicia desde su amor, pero no es responsable ni siquiera de sus tareas cotidianas. Muestra interés, pero no compromiso. La timidez lo vence y el pesimismo lo ahoga.Ama pero más teme.

2) Amor sostenido: Es un amor que se compromete, pero que no profundiza. Ama, pero no actualiza en el día a día ese amor. Se queda con lo que conoce de inicio, pero pasarán los años y no tendrá en cuenta ciertos detalles y procesos de quien ama. No se niega que ama, pero no hay interés por quien ama porque sabe que lo tiene. Es un amor rutinario, como que no hay nada nuevo por descubrir porque ya se leyó la guía de uso.

3) Amor maduro: Es un amor que inicia desde adentro y se expresa en lo cotidiano. No teme desaparecer por quien ama. Sabe lo que tiene que hacer y lo hace porque no espera recompensa, sólo espera que a quien ama se plenifique. Es un amor misionero. Que sale de sí y no es agobiante, ni absorbente, más bien es generoso, fresco, libre.
En nuestra vida cristiana pasamos por estos amores hacia Cristo y hacia los demás. Ama, porque el cielo es amor; y hasta el cielo no paramos.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: