Inicio Meditación Diaria Lucas 9,11b-17

Lucas 9,11b-17

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas-9,11b-17

Evangelio según San Lucas 9,11b-17.

Jesús habló a la multitud acerca del Reino de Dios y devolvió la salud a los que tenían necesidad de ser curados.
Al caer la tarde, se acercaron los Doce y le dijeron: «Despide a la multitud, para que vayan a los pueblos y caseríos de los alrededores en busca de albergue y alimento, porque estamos en un lugar desierto».
El les respondió: «Denles de comer ustedes mismos». Pero ellos dijeron: «No tenemos más que cinco panes y dos pescados, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta gente».
Porque eran alrededor de cinco mil hombres. Entonces Jesús les dijo a sus discípulos: «Háganlos sentar en grupos de cincuenta».
Y ellos hicieron sentar a todos.
Jesús tomó los cinco panes y los dos pescados y, levantando los ojos al cielo, pronunció sobre ellos la bendición, los partió y los fue entregando a sus discípulos para que se los sirvieran a la multitud.
Todos comieron hasta saciarse y con lo que sobró se llenaron doce canastas.

Inscríbete en el Seminario. Cupos limitados

Vida y comida.

1) Comunión: En los inicios del catolicismo se propagaba la comunión en unión, en cada domingo se unian los cristianos para rezar y tener a Dios en medio, porque donde dos o más se reunian en su nombre Jesús estaría allí. Es en los momentos duros y difíciles donde la Iglesia se refugiaba en la eucaristía. Acordate que en los inicios la persecuta era tremenda, las misas en cementerios y a escondidas, por lo tanto ni te asustes por los ataques de hoy, ya somos expertos en esto, pasamos cosas peores, pero la eucaristía nos sigue uniendo y nos da vida. Si hoy estás desunido, anda a la eucaristía para que seamos común unión.

2) Acción de gracias: Ser agradecidos por todo y qué interesante ver a la Iglesia de la Edad Media que enfrenta la situación de los protestantes; lo que nos habíamos olvidado muchas veces es de ser agradecidos con la vida y con Dios, porque la vida no es solo normas, es acción, hoy como católicos se nos pide la acción y menos bla bla bla; que esa acción derrame gracias y sea un gracias a la Vida.

3) Sacrificio: Por último la eucaristía nos pide hacer sagrado lo de cada día en la vida. Porque la vida no es vida si no hay sacrificios y la eucaristía es sacrificio de Dios por amor. Vos ¿ hiciste alguna vez sacrificios por amor?

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: