Inicio Meditación Diaria Mateo 5,17-19

Mateo 5,17-19

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo-5,17-19

Evangelio según San Mateo 5,17-19.

Jesús dijo a sus discípulos:
«No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento.
Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice.
El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos.»

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

La ley.

1) Lo que traspasa: a todos nos traspasa una ley. Es decir que nosotros tenemos algo que nos marca en el día, es aquello que se marca en nuestra vida y nos fueron marcando en la educación que nos dieron. A vos te educaron con cosas que se pueden y cosas que no se pueden. Te marcaron límites y te formaron con límites. Son esos límites los que te ayudan a ser libre y no ser un esclavo de tus obsesiones o de tus inestabilidades afectivas. Recordá que no todo lo podés tener en la vida, pues las elecciones están marcadas también por estos límites que te marcaron.

2) Lo que se paga: cuando uno quiere tener todo en la vida y no aprende a soltar cosas y ponerse límites, termina pagándolo muy caro; pues es claro que una persona golosa (porque quiere disfrutar de todo) se llena tanto que no tolera la falta, y cuando siente la falta lo sufre y no aprende a asumir, es por lo tanto que no crece, no aprende a soltar y es así que se estanca. Es una persona que quiere tenerlo todo pero no se juega por nada, por lo tanto sueña cuando tenga todo pero en la realidad no tiene nada. Sueña con tener una familia pero no quiere dejar la vida de soltería y de farra. Cuanto más tiempo pasa, más caro es la paga.

3) Plenitud: la ley no es para castrarte sino que es para planificarte. Es por ello que Dios busca que vos seas vos mismo y des lo mejor de vos.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: