Inicio Meditación Diaria Mateo 9,1-8

Mateo 9,1-8

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo-9,1-8

Evangelio según San Mateo 9,1-8.

Jesús subió a la barca, atravesó el lago y regresó a su ciudad.
Entonces le presentaron a un paralítico tendido en una camilla. Al ver la fe de esos hombres, Jesús dijo al paralítico: «Ten confianza, hijo, tus pecados te son perdonados».
Algunos escribas pensaron: «Este hombre blasfema».
Jesús, leyendo sus pensamientos, les dijo: «¿Por qué piensan mal?
¿Qué es más fácil decir: ‘Tus pecados te son perdonados’, o ‘Levántate y camina’?
Para que ustedes sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados -dijo al paralítico- levántate, toma tu camilla y vete a tu casa».
El se levantó y se fue a su casa.
Al ver esto, la multitud quedó atemorizada y glorificaba a Dios por haber dado semejante poder a los hombres.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

¡Levántate!

1) Le llevaron: El cristiano debe llevar al encuentro de Jesús a esas personas que están paradas en la vida. Que no la caminan, sino más bien que están estancadas, sin ir a ningún lado. Vos y yo tenemos que acompañar y llevarlos a Jesús para que Jesús los sane, no nosotros, nosotros solo llevamos ¡No te confundas! Salvador hay uno solo. Para esto es necesario el tú a tú, esa relación cercana y confidente.

2) Ánimo, hijo: Jesús al sanar da ánimo y al dar ánimo, sana. Porque el que se enferma en la vida y de la vida no tiene ánimo de vivir, al contrario está bajón y bajonea a los que los rodean. Busca a Jesús en la oración para mirar adelante y seguir para adelante. No te quedes lamentando de los problemas o quién produjo los problemas, busca la solución y cómo puede resolverse de la mejor manera ese problema y ese problema será resuelto y con mucha enseñanza para ti.

3) Lo que piensas: Jesús sabe lo que piensan de él pero a él no le importaba, porque estaba cumpliendo su misión, a la que su Padre Dios le encomendó, y tenía en claro quién era él. Aclara y ubica a estos. Vos recordá que ante todo lo que hagas en esta vida para bien, algunos te criticarán y liquidarán. Vos volvé a vos y recordá cuál es tu vocación, tu elección de vida y quién sos vos. Teniendo en claro eso, sos un titán de la vida que lograrás mucho.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: