Inicio Meditación Diaria Lucas 1, 26 – 38

Lucas 1, 26 – 38

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas 1- 26 - 38

Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.
Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.»
Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo.
El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús.
El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.»
María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?»
El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios.
Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios.»
Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

María Reina.

1)Fue enviado: Qué lindo es ver al Ángel Gabriel como ese enviado, ese mensajero, el que lleva el mensaje de Dios y va a cumplir una misión. En tu vida y en la mía tenemos esos ángeles de Dios, esas personas que tenemos en lo cotidiano que nos recuerdan cuál es nuestra misión en esta vida y hacia dónde debemos ir. Capaz que vos tenés «ese Ángel Gabriel», esa persona de Dios que te acompaña y te indica por dónde tenés que caminar, porque te recuerda el “para qué” estás en este mundo. Espero que no te alejes vos de ese ángel que te guía tu caminar, y no me refiero a un ángel con alas y de blanco, me refiero a ese ángel que anda de zapatos o zapatillas, esa mujer o ese hombre que te ayuda a que le encuentres ese sentido a tu vida y que te hace recordar para qué vivir. Hay personas que te muestran y hacen vivir en Dios, no te alejes de ellas.

2)Alégrate: Es la alegría lo inicial del mensaje, porque una misión termina en alegría e inicia en alegría. Tu misión en este mundo es lo que te hace pleno y vivo. Tu misión es lo que te permite ser una persona en positivo y alegre. El saber quién eres y hacia dónde apuntala tu vida es lo que lleva a que seas seguro de ti y alegre. No te olvides para qué estás y qué es lo que te hace feliz, allí está la esencia de la alegría.

3) Que se haga: La confianza y la entrega es lo que en María ayuda a que la historia de la salvación se fortalezca. Cuando no entiendas algunas cosas de tu vida y te sientas perdido o perdida, abandonate en Dios que de allí sale lo mejor. Confía en Dios como María, que como María lograrás estar en Dios.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: