Inicio Meditación Diaria Mateo 17,22-27.

Mateo 17,22-27.

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo-17,22-27

Evangelio según San Mateo 17,22-27.

Mientras estaban reunidos en Galilea, Jesús les dijo: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres:
lo matarán y al tercer día resucitará». Y ellos quedaron muy apenados.
Al llegar a Cafarnaún, los cobradores del impuesto del Templo se acercaron a Pedro y le preguntaron: «¿El Maestro de ustedes no paga el impuesto?».
«Sí, lo paga», respondió. Cuando Pedro llegó a la casa, Jesús se adelantó a preguntarle: «¿Qué te parece, Simón? ¿De quiénes perciben los impuestos y las tasas los reyes de la tierra, de sus hijos o de los extraños?».
Y como Pedro respondió: «De los extraños», Jesús le dijo: «Eso quiere decir que los hijos están exentos.
Sin embargo, para no escandalizar a esta gente, ve al lago, echa el anzuelo, toma el primer pez que salga y ábrele la boca. Encontrarás en ella una moneda de plata: tómala, y paga por mí y por ti».

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Paga por ti y por mí.

1) Recorría: Jesús no se cansa de volver al lugar donde comenzó. Es caminar y volver a anunciar, no podemos seguir quietos en la nuestra, debemos movernos un poquito más para llevar a Jesús. Pero llegar a aquellos que conocieron a Jesús y se entibiaron, la tibieza está en todos. En aquellos que estaban en la parroquia y estaban en un grupo y ya ni van… o los que hicieron “Retiro en Movimiento” y más o menos que querían ir al Africa a evangelizar y hoy cero actitud a lo religioso. O ese cura que se convirtió en un viejo solterón y le molesta todo, hasta celebrar misa o esa religiosa que no soporta a su comunidad y más que anda con mala voluntad todo el día. La tibieza es una enfermedad que nos puede agarrar a todos; debemos lucharla y ayudar a que hermanos nuestros no caigan, nadie está exento, ni yo.

2) ¿Paga?: La responsabilidad social es parte de nuestra tarea. Creo y asumo que un poco hemos fallado en esto. Tenemos cristianos que verdaderamente vimos golpearse el pecho en cada misa, pero también vimos que dejaron mucho que desear en lo social. Nos pasa que se nos aparece esa picardía criolla a la cual no nos podemos escapar. En donde andas con la remera de católico, pero colgado del cable de la luz de tu vecino para no pagar la boleta. Siempre pienso en ese desfasaje de lo social con lo religioso, porque muchos países en los que la mayoría somos católicos, somos países corruptos. Muchos de los gobernantes considerados corruptos por la justicia, pasaron por nuestros colegios. También como Iglesia debemos hacer un mea culpa.

3) Paguemos: En muchos países ya hay división entre Iglesia y estado. Creo que también tenemos que tomar consciencia de mantener los cristianos a nuestra Iglesia; hay curas que tienen que hacer malabares para pagar la luz y uno no sabe. Me causa gracia cuando hay personas que piden una bendición en la punta del cerro más o menos y el cura llega a gatas y no le dan, ni para la nafta. En fin, capaz que suena feo esta parte, pero quiero aprovechar a que tomes conciencia que también como católico, es deber tuyo y mío mantener a la Iglesia. No es que te esté mangueando, pero si podés fijate en tu comunidad si podés dar una manito material, no digo dando solo dinero, capaz que sos electricista o sabes algo de chapas, no se. Con tu tiempo y talento también se puede ayudar. Por ejemplo me contaron que en Guatemala se juntaran unas cuantas familias para ir a arreglar un templo (pintarlo, limpiarlo, arreglarlo, etc) eso está buenísimo. Mira con poca cosa, cuántas cosas lindas se puede hacer. En fin, vamos que vamos que ¡hasta el cielo no paramos!

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: