Inicio Meditación Diaria Mateo 23,23-26

Mateo 23,23-26

por Pbro. Luis A. Zazano
Mateo-23,23-26

Evangelio según San Mateo 23,23-26.

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.
¡Guías ciegos, que filtran el mosquito y se tragan el camello!
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de codicia y desenfreno!
¡Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, y así también quedará limpia por fuera.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Limpio por dentro.

1) Descuidas: Uno por atender cosas urgentes descuida las importantes y eso nos lleva a considerarnos hipócritas. Hay veces que nos preocupa más el tema de la plata que la misma familia, el trabajo más que la pareja, el trabajo en el movimiento o en el grupo parroquial más que tus hijos o tu mujer o tu marido; tus amigos o amigas más que la salida con tus padres que capaz que hace tiempo que no les das tiempo. En fin… capaz que tu escala de prioridades cambió y dejaste de lado a los que siempre estuvieron o estarán a tu lado.

2) Te tragas el camello: Hay veces que te convertís tan obsesivo con algunas cosas y le das vuelta y vuelta a un tema ya resuelto, que te olvidas que la vida sigue y aparecen nuevos desafíos qué enfrentar. Creo que a vos y a mí nos puede pasar como al Titanic. Creemos que podemos con todo y nos aceleramos tanto, porque nos sentimos fuertes, que creemos que estamos muy seguros del camino. Eso lleva a no respetar la vida, que la tenemos de prestada y, cuando menos te lo imaginas, te chocas con algo que parece pequeño, pero como no le das bolilla termina siendo grande, solo que no lo viste en su totalidad. Respetala a la vida y viví el tiempo como corresponde: todo es a su debido tiempo. Aprende a ver las dificultades que tenés, no la mires así nomás; sé serio con tu vida porque tu vida es única.

3) Limpia: Solo vos sabes tus miserias y errores, vos a mi podés engañarme, y a cualquiera, pero a Dios no. Solo Dios sabe el interior, pero sin embargo te quiere limpio, nos quiere limpios. Porque tenemos miserias y errores, y que no te asuste Hay que reconocerlo… somos así; pero para trabajar el interior hay que reconocer lo que somos.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: