Inicio Meditación Diaria Lucas 6,12-19.

Lucas 6,12-19.

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas-6,12-19

Evangelio según San Lucas 6,12-19.

Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios.
Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles:
Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé,
Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, llamado el Zelote,
Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor.
Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón,
para escucharlo y hacerse curar de sus enfermedades. Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban curados;
y toda la gente quería tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

El llamado.

1) La oración: Mira qué curioso, Jesús antes de tomar una decisión importante en su vida, como es el elegir a las personas que estarán a su lado, toma su tiempo de oración. Vos también antes de tomar una decisión oralo, hablalo con Dios, pedile signos, que te ayude y que te muestre con la paz interior si lo que estás haciendo está bien y las personas que eliges a tu lado son las personas correctas que te ayudarán a cumplir tu misión. Hoy en tu oración te invito a que le pidas a Dios con tus palabras, que te ponga la persona justa, en el momento justo.

2) Sus nombres: Qué lindo es ver los nombres de los discípulos. Porque para DIOS NO SOMOS UN NÚMERO, somos alguien. Y valemos muchísimo para él. Vos y yo aprendamos de Jesús y le dediquemos el tiempo y que se sienta única la persona que tenemos en frente. Por ejemplo si alguien está contándote algo, private del celu y escúchala mirándolo o mirándola a los ojos. O si sabes que una persona cercana a vos no está bien, mándale un mensajito, en fin, hacé sentir al otro que es único.

3) La gente: Siempre tendremos trabajo, hay muchas necesidades humanas y siempre lo habrá, pero recordá que uno hace lo que puede porque si buscas resolverlo todo y salvar a todos no lo lograrás y te liquidarás. Cuidate vos y cuida tus tiempos, esto lo fui aprendiendo como cura, porque ante tanto desgaste, uno se olvida de uno y se da cuenta que ésto es de Dios y uno aporta con su vida y su sonrisa. Deja que Dios sea Dios y vos sos un laburante del salvador…

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: