Inicio Meditación Diaria Lucas 6,6-11

Lucas 6,6-11

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas-6,6-11

Evangelio según San Lucas 6,6-11.

Otro sábado, entró en la sinagoga y comenzó a enseñar. Había allí un hombre que tenía la mano derecha paralizada.
Los escribas y los fariseos observaban atentamente a Jesús para ver si curaba en sábado, porque querían encontrar algo de qué acusarlo.
Pero Jesús, conociendo sus intenciones, dijo al hombre que tenía la mano paralizada: «Levántate y quédate de pie delante de todos». El se levantó y permaneció de pie.
Luego les dijo: «Yo les pregunto: ¿Está permitido en sábado, hacer el bien o el mal, salvar una vida o perderla?».
Y dirigiendo una mirada a todos, dijo al hombre: «Extiende tu mano». El la extendió y su mano quedó curada.
Pero ellos se enfurecieron, y deliberaban entre sí para ver qué podían hacer contra Jesús.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Parálisis de vida.

1) Brazo derecho: La mayoría tenemos nuestro accionar con la mano derecha, refiere en aquellos que están quietos en la vida, los que están sin poder hacer nada porque en la vida están paralizados, no le encuentran sentido a la vida y al vivir, los días pasan y pasan. No hay intención de nada ni motivación; es una gran enfermedad cuando no le encontrás el sentido al vivir, cuando todos los días te son iguales. ¡Vamos! Movete que la vida es linda, porque podés hacer muchas cosas, porque el tiempo pasa y no vuelve más y lo que no lograste hasta hoy podés tener una oportunidad mañana, pero tenés que dártela vos. Nadie sabe hasta cuándo estarás aquí y no vaya a ser que pierdas tu vida por esperar y esperar, hasta así podés perder al amor de tu vida…

2) Al acecho: Vos y yo podemos ser personas juzgadoras de los demás, Jesús tiene en claro que no quiere eso de nosotros, hay personas que no le encuentran sentido a su vida y nosotros como Iglesia tenemos que escuchar y ayudar, no podemos caer en ese juzgar y ser indiferentes. Por favor, laburemos y hagamos algo, no andemos con la crítica. Es fácil liquidar y juzgar, pero nosotros no debemos hacer ello.

3) Tu brazo: Hoy Jesús quiere hacerte el milagro de darte vida, de saber que en este mundo podés hacer mucho, de que podés hacer mucho más de lo que te imaginas. Sabiendo que podés y lográndote convencer vos mismo de lo que podés generar podés ser una potencia. Hoy, pedile a Jesús que te ayude a salir de tu parálisis y puedas hacer cosas en esta vida que logren lo más hermoso que uno puede tener: la paz y la felicidad.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: