Inicio Meditación Diaria Marcos 3,1-6

Marcos 3,1-6

por Pbro. Luis A. Zazano
Marcos-3,1-6

Evangelio según San Marcos 3,1-6.

Jesús entró nuevamente en una sinagoga, y había allí un hombre que tenía una mano paralizada.
Los fariseos observaban atentamente a Jesús para ver si lo curaba en sábado, con el fin de acusarlo.
Jesús dijo al hombre de la mano paralizada: «Ven y colócate aquí delante».
Y les dijo: «¿Está permitido en sábado hacer el bien o el mal, salvar una vida o perderla?». Pero ellos callaron.
Entonces, dirigiendo sobre ellos una mirada llena de indignación y apenado por la dureza de sus corazones, dijo al hombre: «Extiende tu mano». El la extendió y su mano quedó curada.
Los fariseos salieron y se confabularon con los herodianos para buscar la forma de acabar con él.

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Dar vida

1)La mano paralizada: Cuánto debe haber sufrido este hombre, pero capaz que vos tengas las mismas características de Él: a)sentirse un inútil: no podía usar su mano, tenía que depender. Es eso de sentirte una molestia para los demás, el no poder o no creer que puede por sí mismo; no sabe para qué está y no elabora, no genera. B)dependiente: se hace dependiente de otros, constantemente necesita de la benevolencia de otros, pero no es así, sino que se la creyó que es así. C) lastima: cree que quien lo ayuda siente lástima, eso lastima y golpea… pero es producto de la cabeza de él, no es que sea así. Que estás características no te tomen a vos, porque si no hoy vos tendrías tu vida paralizada, más que tu mano.

2)Mirada de indignación: Es la mirada que tiene Jesús ante aquellos religiosos comprometidos, porque son religiosos, pero no son humanos. Ahora me dirijo a vos, querido hermano o hermana comprometido con la Iglesia, a vos cura o religioso o religiosa, a vos del movimiento tal o cual, o de la institución tal o cual: ¡no nos deshumanicemos! Llevemos a Jesús, no tratemos mal a la gente, no usemos a la Iglesia como puesto de poder, no uses a la iglesia para ser un influencer… no nos aprovechemos de la Iglesia. No hagamos de la parroquia o del movimiento un programa de chimentos y de espectáculos. Estamos llamados a curar y salvar, no a herir y condenar. Espero que no sea muy tarde para que Jesús no nos mire así…

3)Extiende tu mano: Hoy extendé tu mano. Hay muchos que necesitan de tu ayuda y vos podés hacer mucho. Baja un poquito de ver tantas series en Netflix y aprovecha en ir a tomar unos mates con esa persona que está sola, Anda a dar una manito. Siempre hay alguien que te necesita, aunque sea para que le acompañes a pagar las cuentas del gas y de la luz (apura que estamos en tiempos de corte de servicio). Hoy podés hacer mucho con tan poco, solo ofrecerte a ayudar.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: