Inicio Meditación Diaria Lucas 1,39-45

Lucas 1,39-45

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas-1,39-45

Evangelio según San Lucas 1,39-45.

María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá.
Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel.
Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo,
exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!
¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme?
Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno.
Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor».

Cada vez que visitas a nuestros anunciantes estás ayudando a Misioneros Digitales


María Misionera.

1) Fue sin demora: María callejea, sale. No se queda en la casa ante la necesidad. No se victimiza por el calor o la falta de tiempo, ella va porque sabe que hay alguien que la necesita. Ella no se plantea como muchas veces vos te planteas, no dice «¿qué me pasa a mí si voy a verla?» ¡No! Ella se plantea: ¿qué le pasa a ella, si no voy a verla?. Es pensar en el otro y saber que uno puede dar una mano siempre. Deja de estar estancado en lo tuyo, salí, no esperes que te digan las cosas, toma la iniciativa. Este mundo necesita de líderes y de personas que quieran animarse y jugársela. No dejes que la pereza te estanque.

2) Saltó de alegría: Hoy tenés un enemigo. El pesimismo. Y sí… Ya estamos terminando el año y empezamos con la espiritualidad ojalatera (ojalá que se termine todo, ojalá que no vengan a festejar en casa sino tendré mucho trabajo, ojalá que no venga mi suegra, etc). Viví esta novena con alegría, con fervor. Dios ya viene y ya reina. Porque quiere meter la alegría de que estará por siempre en tu corazón. Quiere meterse de una en tu vida y se quiere quedar para siempre. Metele alegría y anímate, que la vida es linda y con Jesús, cartón lleno.

3) Feliz porque haz creído: Es la fe lo que llena y mueve a la alegría. Pero por sobretodo es la fe la que te da la fuerza para enfrentarlo todo. Enfrentar el cáncer, la desilusión, las caídas, las tentaciones, los miedos, vos mismo. Es la fe lo que te permite abandonarte y saber que de vos no depende todo. Acordate que nadie tiene la seguridad de la vaca atada. Todos sabemos que tenemos límites pero hay que laburar. Esto lo que decía aquel santo: «hacer todo como si Dios no existiera y luego dejar todo a Dios como si yo no existiera». #yavieneyareina.



Clic para descargar el audio

Shortcode

Un año con Jesús

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: