Inicio Meditación Diaria Marcos 1,29-39

Marcos 1,29-39

por Pbro. Luis A. Zazano
Marcos-1,29-39

Evangelio según San Marcos 1,29-39.

Jesús salió de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés.
La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron de inmediato.
El se acercó, la tomó de la mano y la hizo levantar. Entonces ella no tuvo más fiebre y se puso a servirlos.
Al atardecer, después de ponerse el sol, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados,
y la ciudad entera se reunió delante de la puerta.
Jesús curó a muchos enfermos, que sufrían de diversos males, y expulsó a muchos demonios; pero a estos no los dejaba hablar, porque sabían quién era él.
Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; allí estuvo orando.
Simón salió a buscarlo con sus compañeros,
y cuando lo encontraron, le dijeron: «Todos te andan buscando».
El les respondió: «Vayamos a otra parte, a predicar también en las poblaciones vecinas, porque para eso he salido».
Y fue predicando en las sinagogas de toda la Galilea y expulsando demonios.

Cada vez que visitas a nuestros anunciantes estás ayudando a Misioneros Digitales


Jesús cura a la suegra de Pedro, ¡tremendo! ¿Ves que las suegras no son malas?

1) Fiebre: la palabra fiebre viene de una traducción en latín “locus” (fuera de lugar), cuántos pueden estar hoy “fuera de lugar”, que lo lleva a la cama, a no salir, deprimirse y sentirse vacío.
Es esa fiebre a la cual Jesús cura, dando la dignidad a la persona, dando a entender que es alguien y que debe levantarse para servir.

2) El servicio: la vida implica servir y en el servicio uno encuentra el sentido a esta vida. Si no querés vivir o no sabes para qué vivir, deja que te pregunte ¿Qué servicio estás haciendo y a quién lo estás haciendo? Jesús hoy está al lado tuyo levantándote e invitándote a servir.

3) Interioridad: Pero también vemos esa capacidad de Jesús por tomar su momento de interioridad. Ese diálogo con Dios que lo hace encontrarse con su Padre, con él y con los demás.

Servicio y oración, son dos elementos que te ayudan a saber para qué vivir.


Un pequeño económico tuyo, puede ayudarnos a continuar con nuestra misión y mantener esta página abierta.
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!


Clic para descargar el audio
Un año con Jesús



Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: