Inicio Meditación Diaria Lucas 16,19-31

Lucas 16,19-31

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas-16,19-31

Evangelio según San Lucas 16,19-31.

Jesús dijo a los fariseos: «Había un hombre rico que se vestía de púrpura y lino finísimo y cada día hacía espléndidos banquetes.
A su puerta, cubierto de llagas, yacía un pobre llamado Lázaro,
que ansiaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico; y hasta los perros iban a lamer sus llagas.
El pobre murió y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. El rico también murió y fue sepultado.
En la morada de los muertos, en medio de los tormentos, levantó los ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro junto a él.
Entonces exclamó: ‘Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en el agua y refresque mi lengua, porque estas llamas me atormentan’.
‘Hijo mío, respondió Abraham, recuerda que has recibido tus bienes en vida y Lázaro, en cambio, recibió males; ahora él encuentra aquí su consuelo, y tú, el tormento.
Además, entre ustedes y nosotros se abre un gran abismo. De manera que los que quieren pasar de aquí hasta allí no pueden hacerlo, y tampoco se puede pasar de allí hasta aquí’.
El rico contestó: ‘Te ruego entonces, padre, que envíes a Lázaro a la casa de mi padre,
porque tengo cinco hermanos: que él los prevenga, no sea que ellos también caigan en este lugar de tormento’.
Abraham respondió: ‘Tienen a Moisés y a los Profetas; que los escuchen’.
‘No, padre Abraham, insistió el rico. Pero si alguno de los muertos va a verlos, se arrepentirán’.
Pero Abraham respondió: ‘Si no escuchan a Moisés y a los Profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán'».

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Visita el especial de Cuaresma

La recompensa.

1) Lázaro: Refleja la persona que rema la vida en el día a día. Pienso en ese laburante que se levanta a la 5 de la mañana para salir a ganar la moneda del día. Pienso en vos, que hay días que te cuestan más que otros, en esa lucha diaria por vivir y pelearla. Incluso, pienso en ese Lázaro que lleva su enfermedad al día a día, que hasta incluso tiene que depender de una medicación. Ese Lázaro que tiene la migaja de la sociedad. De Lázaro en el evangelio no se describe casi nada, pero lo que vive Lázaro, capaz que se puede descubrir con tu vida.

2) El rico: De él tenemos detalles, cómo se vestia, lo que hacía…. etc. Sin embargo, vemos que la vida nadie la tiene ganada y a Dios no se lo puede comprar. Este hombre por más rico que sea, era un pobre hombre porque no descubrió el verdadero vivir. Termina su vida como el mito del rey Midas, que todo lo que toca se convierte en oro, pero ya llega a la situación que ni lo que lo sustentaba para vivir podía tocar, lo termina matando. Hoy, vos no caigas en eso, aprende a ver que la vida no se reduce a lo material, hay cosas que en la vida no se pueden comprar.

3) Consuelo: Hoy pedí a Dios paz en tu corazón y la búsqueda del cielo. Tu vida es un caminar y estas llamado a lucharla día a día. No dejes de caminar hacia Dios. La felicidad no se compra, se la vive.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio
Un año con Jesús

Start writing or type / to choose a block

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: