Inicio Meditación Diaria Juan 21,1-14

Juan 21,1-14

por Pbro. Luis A. Zazano
Juan-21,1-14

Evangelio según San Juan 21,1-14.

Jesús se apareció otra vez a los discípulos a orillas del mar de Tiberíades. Sucedió así:
estaban juntos Simón Pedro, Tomás, llamado el Mellizo, Natanael, el de Caná de Galilea, los hijos de Zebedeo y otros dos discípulos.
Simón Pedro les dijo: «Voy a pescar». Ellos le respondieron: «Vamos también nosotros». Salieron y subieron a la barca. Pero esa noche no pescaron nada.
Al amanecer, Jesús estaba en la orilla, aunque los discípulos no sabían que era él.
Jesús les dijo: «Muchachos, ¿tienen algo para comer?». Ellos respondieron: «No».
El les dijo: «Tiren la red a la derecha de la barca y encontrarán». Ellos la tiraron y se llenó tanto de peces que no podían arrastrarla.
El discípulo al que Jesús amaba dijo a Pedro: «¡Es el Señor!». Cuando Simón Pedro oyó que era el Señor, se ciñó la túnica, que era lo único que llevaba puesto, y se tiró al agua.
Los otros discípulos fueron en la barca, arrastrando la red con los peces, porque estaban sólo a unos cien metros de la orilla.
Al bajar a tierra vieron que había fuego preparado, un pescado sobre las brasas y pan.
Jesús les dijo: «Traigan algunos de los pescados que acaban de sacar».
Simón Pedro subió a la barca y sacó la red a tierra, llena de peces grandes: eran ciento cincuenta y tres y, a pesar de ser tantos, la red no se rompió.
Jesús les dijo: «Vengan a comer». Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle: «¿Quién eres», porque sabían que era el Señor.
Jesús se acercó, tomó el pan y se lo dio, e hizo lo mismo con el pescado.
Esta fue la tercera vez que Jesús resucitado se apareció a sus discípulos.

WEBINAR: “Conociendo a C.S. Lewis: De Narnia, a las Cartas del diablo a su sobrino, y algo más»
INSCRÍBETE HOY MISMO. CUPO LIMITADO

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Seguimos meditando a Cristo resucitado:

1) Una Iglesia caída: Vemos que los muchachos estaban cabizbajos, estaban desganados, no les salía ni una; son esos días cuando no le pegas ni una. La cabeza pasa a ser tu peor enemigo… y pasa que no reconoces a Dios, te cuesta ver a Dios cuando tenés esos días que no le pegas ni una. ¿Dónde está Dios? Y Dios está, pero no lo reconoces. Estaban sin Jesús, pero con desgano.

2) Tiren las redes: Jesús les da la posta, les indica por dónde actuar, son esos centros que Dios te tira para que veas que está. Esto revoluciona a los apóstoles, lo reconocen porque de que no les salga ni una, a pasar a ver grandezas, es que viene de Dios.

3) Pedro: Esa pesca es la Iglesia, es ver en el primer Papa una Iglesia que misiona, que sin Jesús y sus indicaciones no se logra nada.

JESÚS TE PIDE QUE BUSQUES ALMAS PARA ÉL. ¡Salgamos a pescar! ¡A no desgranarse! Y si no sale como queremos… a pescar de nuevo, que Jesús está.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús


Related Articles

2 comentarios

Avatar
Paula abril 26, 2019 - 1:46 am

Gracias querido padre Luis por la reflexiones diarias, Dios habla a través de sus palabras.
Siempre está en mis oraciones, le pido a nuestro Señor que lo colme de gracias y bendiciones 😇🙏😇

Reply
Avatar
Silvia abril 26, 2019 - 6:48 am

Que así sea !!!

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: