Inicio Meditación Diaria Lucas 17,11-19.

Lucas 17,11-19.

por Pbro. Luis A. Zazano
Lucas-17,11-19

Evangelio según San Lucas 17,11-19.

Mientras se dirigía a Jerusalén, Jesús pasaba a través de Samaría y Galilea.
Al entrar en un poblado, le salieron al encuentro diez leprosos, que se detuvieron a distancia
y empezaron a gritarle: «¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!».
Al verlos, Jesús les dijo: «Vayan a presentarse a los sacerdotes». Y en el camino quedaron purificados.
Uno de ellos, al comprobar que estaba curado, volvió atrás alabando a Dios en voz alta
y se arrojó a los pies de Jesús con el rostro en tierra, dándole gracias. Era un samaritano.
Jesús le dijo entonces: «¿Cómo, no quedaron purificados los diez? Los otros nueve, ¿dónde están?
¿Ninguno volvió a dar gracias a Dios, sino este extranjero?».
Y agregó: «Levántate y vete, tu fe te ha salvado».

Cada vez que visitas nuestros anunciantes estas ayudando a Misioneros Digitales

Ser agradecidos es la ley que siempre debes tener.

1) La lepra: En aquellos tiempos la lepra tenía algunas características: piel destrozada, olor y exclusión social. En la actualidad tenemos personas que nos rodean (o capaz que vos) que sufren estos síntomas. En primer lugar, piel destrozada: personas que con la crítica a tu persona te destruyeron, sabes que hablan mal de vos pero a tu espaldas, aprovechan una caída tuya para pisarte más… En segundo lugar, el olor. Implica el saberte contaminado por la venganza y la bronca que te llevan a ser inaguantable por los que te rodean. Porque todo el día estás “tiki tiki” con el mismo tema. Ese olor que repugna y ese olor puede llamarse «negatividad», «vengativo» y «rencoroso». Por último, la exclusión social, implica esa tachada por parte de la sociedad a tu persona. Te hace olvidar quién sos, te hacen sentir que sos “sapo de otro pozo”. Capaz que vos haces sentir así a alguien o a vos te hacen sentir así.

2) El samaritano: El samaritano de hoy puede ser aquella persona que no está viviendo una fe en la estructura de la Iglesia catolica, o mejor dicho, no está sumergida en un clericalismo en donde dependa el 100% del grupo parroquial o del movimiento. Te aclaro que porque no pertenezca a un grupo o movimiento, no es menos cristiano que aquel que pertenece. ¡Ojito! Es aquel que busca a Dios y hace un camino de búsqueda…

3) Acción de gracias: Es ser agradecido. Y la Eucaristía significa acción de gracias. Curiosamente podríamos decir que son pocos los que vuelven a la Eucaristía, de todos aquellos que reciben beneficios de Dios en la vida. Hoy domingo capaz que sea esa tu propuesta, volver a la acción de gracias por excelencia en la vida cristiana: la misa, es decir la eucaristía. Te entiendo que me digas que el cura es aburrido o no te llega, pero busca a Jesús y agradécele por la vida, mira que la vida es corta, pero aprovechada.

Un pequeño aporte económico tuyo, puede ayudarnos
a continuar con nuestra misión
¡Dios te bendiga!. ¡Gracias!

Clic para descargar el audio


Un año con Jesús

Related Articles

1 comentario

Avatar
Dolores Arias Usandivaras octubre 14, 2019 - 1:05 am

Qué bien que me hacen padre.

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: