Inicio Reflexiones Escribir

Escribir

por Carlos L. Rodriguez Zía
wordpress

Un mensaje de WhatsAspp queda dando vueltas en el pensamiento y provoca una reflexión de por qué escribir, aquí, en Misioneros Digitales Católicos.

El mensaje de WhatsApp, enviado por uno de los responsables de este sitio, reza lo siguiente: “Elena y tu son los que llevan más tiempo escribiendo en MDC”. Elena es Elena Fernández Andrés y su primer artículo fue publicado en Misioneros Digitales Católicos (MDC) el 8 de marzo de 2017. El mío, el 21 de marzo de 2017.

Dos emoticons –uno que expresa sorpresa; el otro, alegría- fueron mi respuesta. Pero una pregunta quedó dando vueltas en mi cabeza.  Y lo sigue haciendo cuando me siento a redactar estas líneas: ¿Por qué o para qué escribir aquí en MDC?

Una primera y casi obvia contestación a ese interrogante sería decir que, dada mi condición profesional de periodista, hacerlo es una verdad de Perogrullo, una obviedad. Y es cierto, un periodista siempre buscará el canal para expre

Más preguntas

¿Pero por qué hacerlo aquí, en un medio católico?, repregunto, me repregunto. ¿Por qué escribir sobre la Palabra si lo más inteligente, lo más acertado sería sola leerla? ¿Qué le puedo agregar a una Palabra que lo tiene todo?

¿Lo haré porque me ha fugazmente deslumbrado el ver, de tanto en tanto, que algún texto mío aparece entre los más leído de Misioneros Digitales Católicos? Creo que no, aunque debo confesar que el verlo me alegra; y que provoca satisfacción el saber que he conseguido atraer la atención del lector desconocido.

Pero de vuelta: ¿por qué escribir aquí? ¿Por qué escribir textos de opinión, reflexión? ¿Por qué redactar textos sobre las citas bíblicas o la Doctrina Social de la Iglesia?

Quizás, la respuesta sea decir, escribir, que lo hago para aportar a la difusión de La Palabra de Dios. De tener la posibilidad de decirles, contarles, a otros, como lo hicieron conmigo que leer, estudiar La Biblia o el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia es algo altamente beneficioso para la vida de uno. De cada uno. Que uno se siente útil de estar en un medio que le acerca al lector la palabra del Papa o de otras personas que merece la pena leer.

Esa es la sensación que uno tiene, con la que se queda, cuando le da al botón azul de publicar/programar.

Tu ayuda nos permite mantener esta página y 
 el proyecto de Misioneros Digitales

¡Gracias por tu generosidad!
¡Dios te bendiga!

 

Misioneros Digitales Donaciones

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: